Por José Pilar Aguilar

Cuencamé, Dgo.-  La Fiscalía General del Estado (FGE), a través de la Dirección Estatal de Investigación (DEI), se encuentra trabajando  para esclarecer el homicidio que se cometió en agravio de un vecino de este municipio.

Resulta que el  viernes anterior, desapareció misteriosamente el señor Jorge Aguilar Huirungaray, de 47 años de edad, quien tenía su domicilio en la colonia La Plazuela.

Ante esa situación, familiares y compañeros de trabajo se dedicaron a buscarlo y fue la tarde del  sábado,    cuando localizaron   su  cuerpo  en  el  rancho  La  Capilla,  ubicado  en  el  tramo  que  conduce  de  Cuencamé  al  Ojo  Seco,  el cual estaba flotando  en  el  interior  de  una  pila  de  almacenamiento  de  agua.

Al dar aviso a las autoridades, éstas  tomaron conocimiento del deceso y ordenaron el traslado del cuerpo al Anfiteatro de la Fiscalía, para que se le practicara la autopsia de ley y esta arrojó que Jorge murió a causa de asfixia por estrangulamiento.