Identifican al que murió al enfrentar a soldados

Por José Pilar Aguilar

Durango, Dgo.- A pesar de que se le relaciona con otro nombre, familiares del individuo que pereció al enfrentarse a miembros del Ejército Mexicano, en las inmediaciones del poblado La Purísima, Tepehuanes, Dgo., lo identificaron como Guillermo Ramírez Quiñones, de 49 años de edad y originario de Canatlán, Dgo..

Como se informó oportunamente, fue el 20 de Diciembre cuando la Décima Zona Militar informó que luego de ser agredidos a tiros por un individuo, los soldados repelieron la agresión y le dieron muerte.

Indicó también la institución castrense, que se le encontraron 19 cargadores, un rifle AR-15 y al menos 200 cartuchos útiles,  calibre 2.23, así como un chaleco táctico.

Esto sucedió por el camino que va de Ciénaga de Escobar a La Purísima y el cuerpo fue trasladado al anfiteatro local, para que se le practicara la autopsia de ley y posteriormente fue depositado en una gaveta, para esperar su identificación.

Inicialmente se había dicho que el hoy occiso respondió en vida al nombre de Salvador Pineda Rodríguez y que incluso, tenía antecedentes penales por delitos contra la salud, razón por la que estuvo preso.

Sin embargo, el profesor Juan Isidro Ramírez González, se presentó ante el Ministerio Público el jueves a las 14:00 horas, para pedir tener a la vista el cuerpo y tras mirarlo, manifestó que se trataba de su hijo Guillermo Ramírez Quiñones, que tenía 49 años de edad y que residía en Canatlán, Dgo.

Ramírez González, manifestó que  la última vez que vio a su hijo, fue hace aproximadamente 10 días, cuando le comentó que se trasladaría a la ciudad de México para visitar a unos familiares.

Del hoy finado se sabe, que perteneció a una familia de la que varios de sus miembros    trabajaron en la Procuraduría General de la República (PGR), incluso  egresó con todos los honores como elemento de la Policía Judicial Federal (PGF), que estuvo comisionado en varias partes del país y llegó a ser comandante, además de fungir en otros cargos públicos.

Su hermano Miguel Ángel Ramírez Quiñones, fue Agente del Ministerio Público Federal, y cuando desempeñaba el cargo de Coordinador de Fiscales Federales en Durango, la mañana del 04 de Septiembre de 2003, fue ejecutado a balazos cuando recién salía de su casa en un auto Malibú, color blanco, por calle Ismael Lares, del fraccionamiento La Arboleda, cera del IVED.

En ese tiempo, el Delegado de la PGR en Durango y jefe de Ramírez Quiñones,  era Juan Guadalupe Aguilar García, quien con el ánimo de esclarecer la muerte de su elemento, acusó al primer sospechoso que se encontró: Juan Manuel Durán Castillo, el que siempre se declaró inocente y finalmente, después de cinco años de estar preso, fue absuelto.

Leopoldo Ramírez Quiñones, es el otro hermano que también se desempeñó como Agente del Ministerio Público Federal, el que incluso estaba en activo cuando el homicidio de Miguel Ángel, pero posteriormente renunció.

Otra situación que se ventiló sobre Guillermo Ramírez Quiñones, es que  en Canatlán, hace tiempo privaron de la libertad o “levantaron” a su esposa,  hecho que está debidamente documentado, pero que no se dio a conocer a la luz pública.