MÉXICO, D.F., marzo 28 (EL UNIVERSAL).- La Federación Democrática de Sindicatos de Servidores Públicos (Fedessp) anunció que negocia con la Secretaría de Hacienda la entrega de un bono sexenal que pretende sea de tres mil 500 pesos.
Además, pretende un incremento salarial de 5% y la recuperación de plazas perdidas por el retiro voluntario durante los dos últimos sexenios, que estimó en más del 50% en algunas dependencias federales, además de derogar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a ese sector.
Bernardo Quezada, presidente colegiado de la Fedessp, informó que será el 28 de abril próximo cuando pueda estar concluida la negociación de incremento salarial para los más de dos millones de burócratas del país, en lo cual se reúnen paralelamente a las pláticas que lleva a cabo la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE).
Quezada, quien estuvo acompañado de Víctor Bernardo López Carranza, quien es otro de los presidentes colegiados de la Fedessp y de Juan Manuel Garduño, líder del Sindicato Independiente de Trabajadores del ISSTE, subrayó que su organización no tiene inconveniente de negociar junto con la FSTSE el aumento con la Secretaría de Hacienda.
La Federación se conformó luego de un rompimiento en 2004 que tuvieron con la FSTSE sindicatos como el SNTE, así como de las secretarías de Comunicaciones y Transportes y de Agricultura.
Luego de un largo proceso legal, obtuvo el reconocimiento jurídico para participar en las negociaciones, no obstante que la FSTSE ha señalado que es la única con el poder legal de hacerlo.
Bernardo Quesada, sostuvo que la central de trabajadores al servicio del Estado opuesta, no ha pugnado por recuperar las plazas que se han congelado en el marco del programa de retiro voluntario, por lo que la Federación Democrática plantea al gobierno de Felipe Calderón ese asunto como prioridad.
En ese marco, informó que al interior de la Comisión Negociadora de aumento salarial 2012 para la burocracia del país, se pidió al titular de Hacienda, José Antonio Meade el pasado 12 de marzo, que se cubra oportunamente con el pago de bono sexenal y otras prestaciones.
Con ello, expuso se pretende beneficiar a más de dos millones de trabajadores al servicio del estado, que puso como ejemplo que el de la categoría más baja percibe dos mil 500 pesos mensuales sólo de salario, sin prestaciones. En tanto que el de más alto nivel unos seis mil pesos mensuales.
Es difícil, dijo hablar de un promedio salarial, pues lo que sucede en estas negociaciones es que existe una bolsa de recursos que se reparte entre todos los trabajadores y sobre de eso se trata la negociación con la Secretaría de Hacienda.
Se pretende, insistió, que se concrete la petición de recuperar las plazas congeladas, así como derogar el ISR para los trabajadores, además lo que corresponde al Fondo Capitalizable.