Bitácora del director – De cuál fumó De la Madrid y otros cuentos

Ene 30, 2018 / 11:37 am

Por Pascal Beltrán del Río

¿De cuál fumó Enrique de la Madrid?, se preguntaba más de uno el jueves pasado, luego de que el secretario de Turismo de Enrique Peña Nieto lanzara su “reflexión a título personal” a favor de que se despenalice la producción, la venta y el consumo de la mariguana en dos estados cuya economía depende del turismo: Baja California Sur y Quintana Roo.

“Valiente”, gritaron unos, emocionados. “Ocurrente”, le achacaron otros, desconcertados. La verdad es que unos y otros andaban en las nubes. Y es que ni modo que este abogado egresado de la UNAM aventara así nomás, como puntada, una idea cuya concreción depende del Legislativo, no del Ejecutivo.

Y ni modo, también, que este político disciplinado la emprendiera contra una postura claramente establecida por el Presidente, quien, hace más de un año, dijo públicamente que había advertido a sus hijos que no se confundieran, que mientras él estuviera en Los Pinos, la mariguana no se fumaría libremente en México.

Hubo quien interpretó la posterior aclaración tuitera de De la Madrid —que se trataba de una postura personal— como prueba de que había sido regañado por su jefe, luego de haber tenido un desliz. Nada de eso. De la Madrid fue el portavoz de un golpe estratégico cuidadosamente diseñado, cuya finalidad era electoral. ¿Cuál es la mayor debilidad de la alianza PAN-PRD?, se preguntaron los estrategas del oficialismo. Y rápidamente concluyeron: La combinación del agua y el aceite ideológicos.

¿Cómo se puede explotar esa debilidad?, agregaron. Fácil: Exhibiendo sus contradicciones en los temas más espinosos, como la despenalización de las drogas.

Es evidente que Por México al Frente es el primer obstáculo que el oficialismo debe enfrentar si desea retener la Presidencia de la República.

De forma recíproca, el Frente ha querido desacreditar la competitividad de la candidatura de José Antonio Meade, en un intento de que Ricardo Anaya emerja como la única opción para enfrentar a Andrés Manuel López Obrador.

Como escribí aquí el jueves y el viernes pasados, no soy un creyente en la tesis del voto útil como factor de decisión de las elecciones presidenciales.

Mediante un análisis de lo sucedido en los comicios de 2000, 2006 y 2012, probé que el voto útil —si es que ha existido— ha sido anodino. Ni Vicente Fox ni Felipe Calderón ni Enrique Peña Nieto ganaron por efecto del apoyo electoral que los simpatizantes de Cuauhtémoc Cárdenas, Roberto Madrazo y Josefina Vázquez Mota les otorgaron de última hora.

Aun así, los equipos de campaña de Meade y Anaya parecen estar convencidos de que, para vencer a López Obrador, necesitan primero acabar con las aspiraciones del otro y convencer a sus simpatizantes de que hay una sola alternativa para impedir que el tabasqueño llegue a Los Pinos.

Y ahí se inscribe la frase de De la Madrid. No fue un error ni resultado de una larga reflexión del secretario de Turismo sobre la relación entre la mariguana y la violencia criminal.

La idea surgió en un cuarto de guerra electoral y, a juzgar por los efectos que produjo, dio resultados. Algunos, por cierto, quizá inesperados:

  1. Anaya mordió el anzuelo. En lugar de asumirse como el candidato de la coalición, sacó a relucir su gen panista conservador y descalificó la idea.
  2. Dijera lo que dijera Anaya, estaba perdido. Si apoyaba la idea, se alejaba de su base tradicional. Si la desacreditaba, perdía la del PRD.
  3. Lo que sucedió es que connotados perredistas, que han defendido la tesis de la despenalización de las drogas, salieron a alabar a De la Madrid y, sin decirlo, distanciarse de Anaya.
  4. Dio un respiro al gobierno federal en las “irritantes” redes sociales, donde los ingenuos dijeron: Quién sabe por qué lo haya dicho, pero hay que apoyar la iniciativa.
  5. Así fuera por un solo día, robó la narrativa de la campaña a López Obrador, cuyo conservadurismo sobre el tema de la despenalización salió a flote, poniéndolo en contradicción con los sectores liberales.

La estrategia oficialista es clara: Cualquier posibilidad de triunfo de Meade pasa por partir en dos al Frente. No podrá evitar que los sectores más radicales del PRD engrosen la votación de AMLO —de todos modos muchos lo van a hacer—, pero necesita que los partidarios del liberalismo económico no se distraigan con la candidatura de Anaya.

Meter una cuña entre el PAN y el PRD es una de las paradas en esa ruta.

OTRAS NOTICIAS

Índice Político – ¡Otra más de EPN! Dice que…

Feb 20, 2017 / 17:36 pm
Por: Francisco Rodríguez Ciertos analistas financieros difunden con irresponsabilidad supina las...[+]

Bitácora del director

Abr 19, 2018 / 8:35 am
Pascal Beltrán del Río Alias Guacho El 26 de marzo pasado, los periodistas ecuatorianos Jav...[+]

Letras que podrían no ser tan libres

Oct 25, 2017 / 10:36 am
Utopía Eduardo Ibarra Aguirre Los conocedores de la comercialización y de la publicidad ...[+]

Transparencia: una batalla fatua en medio de la rapiña

Mar 28, 2017 / 20:48 pm
ÍNDICE POLÍTICO FRANCISCO RODRÍGUEZ     Los "organismos no gubernamentales"...[+]

Palabra de Mujer

Ago 23, 2018 / 9:06 am
Por Billie J Parker AMLO, Elba y la guerra que viene “Y la Maestra se mueve” La Conferenc...[+]

Acta pública – La trampa del Salario Rosa

Mar 13, 2018 / 11:46 am
Claudia Rodríguez En el Estado de México, los priistas han vuelto a la cargada con la promesa d...[+]

Por la espiral

Ago 4, 2017 / 11:42 am
Claudia Luna Palencia @claudialunapale #Hyperloop: hipervelocidad Que sea más rápido, más n...[+]

Entre lo utópico y lo verdadero

Jul 25, 2017 / 18:22 pm
Por Claudia Guerrero Martínez Seguridad Pública en Veracruz, sus operativos patito y graves omi...[+]