Juegos de poder – ¿Por qué el cambio, Germán?

Feb 22, 2018 / 8:40 am

Leo Zuckermann

Ayer, Jorge Fernández Menéndez calificaba de “incomprensible” la incorporación de Germán Martínez a la campaña de López Obrador y su aparición como candidato al Senado en la lista plurinominal de Morena. Este asunto, confieso, también me sorprendió. ¿Cómo es posible que el exlíder nacional del PAN, un liberal declarado, haya cambiado de esa manera?

Una de dos. O Germán estaba aburrido de llevar nueve años sin participar en la política y mordió el primer anzuelo que le aventó un partido, en este caso Morena, o Martínez cambió de ideología y ahora piensa que López Obrador es el Presidente que necesita México. ¿Oportunismo o congruencia ideológica?

La política no está peleada con el cambio. Al revés: Es hasta saludable en muchos casos. La historia está llena de ejemplos. Uno de los grandes pensadores liberales del siglo pasado, Arthur Koestler, fue comunista en su juventud. Decepcionado por los juicios de Moscú, renunció a ese partido para convertirse en uno de sus principales críticos. El gran Winston Churchill cambió de partido no una, sino dos veces. De conservador se pasó a liberal y viceversa. Nadie, en sus cinco sentidos, podría criticar a estos dos titanes por haber cambiado. Sólo los fanáticos obcecados nunca dudan de sus posturas políticas y se quedan con las mismas ideas toda su vida.

A Germán lo respeto mucho porque es uno de los escasísimos políticos mexicanos que, frente a un fracaso, tuvo la grandeza de renunciar al puesto que tenía. En 2009, dirigía al PAN cuando a ese partido le fue pésimo en las elecciones intermedias. En un acto de gran responsabilidad, presentó su renuncia. Gran ejemplo en un país donde ningún político dimite, aunque sus acciones generen muertos y heridos.

He admirado a Martínez, además, por su confesado liberalismo. Inteligente y culto, Germán siempre propuso rescatar esta doctrina de los fundadores del PAN. En un capítulo en La fronda liberal: La reinvención del Liberalismo en México (1990/2014), libro coordinado por José Antonio Rivera, escribió que los gobiernos panistas debieron “abrir espacios de libertad al ciudadano y, tras doce años de gobierno federal, agoniza por tragar el veneno de las políticas clientelares. Por traicionar su esencia liberal, los gobiernos panistas no irradiaron confianza en un horizonte claro que sólo les daba abrazar la libertad. El ciudadano dudó en las urnas, porque antes dudaron en el gobierno los panistas de su fe liberal”. Completamente de acuerdo. En el poder, el PAN comenzó a parecerse cada vez más al PRI. Y, como bien dijo Jorge Castañeda algún día, mejor el producto real que el similar.

¿Y ahora, Germán? ¿Cambiaste tú de opinión y ya no eres liberal? ¿O piensas que el liberalismo lo representa AMLO?

Si es lo primero, te felicito. Es de hombres, y de buenos políticos, cambiar de posturas. Te borraremos, entonces, de la lista de liberales para pasarte a la lista de esa cosa etérea, cada día más parecida al viejo PRI, que es el lopezobradorismo actual.

Ahora bien, si tú sigues siendo liberal, Germán, y piensas que la mejor opción es AMLO, ahí sí te equivocas. Recomiendo leas el artículo de un gran liberal publicado hace unos días en El País. Enrique Krauze se pregunta y contesta: “¿Puede ser liberal un político que en vez de deliberar y debatir, prefiere monologar y pontificar? ¿Puede ser liberal un político que prohíbe la crítica en el seno de su propio partido? ¿Puede ser liberal un político que practica con celo religioso la intolerancia a quien no está de acuerdo con él? ¿Puede ser liberal un político que utiliza en su campaña a la Virgen de Guadalupe, símbolo supremo de la fe mexicana? ¿Puede ser liberal un político que pacta con un partido abiertamente religioso (el Partido Encuentro Social), opuesto a la contracepción y al matrimonio entre personas del mismo sexo? ¿Puede ser liberal un político que llegó a declarar ‘al diablo con sus instituciones’? ¿Puede ser liberal un político que denigra y amenaza a la Suprema Corte de Justicia, acusando a los magistrados de ser ‘leguleyos’ y de estar ‘maiceados’ (es decir, comprados) por la ‘mafia del poder’? ¿Puede ser liberal un político que se mofa, insulta, ofende y descalifica a la prensa, los periodistas o los intelectuales que lo critican? No. Ese político no puede ser liberal. Y ese político es López Obrador”.

López Obrador no es liberal. Es, creo, el más priista de los candidatos que aparecerá en la boleta presidencial. Si tú, Germán, sigues considerándote un liberal, has demostrado ser un político más del montón al unirte a AMLO; alguien que, aburrido por estar nueve años fuera del poder, quiere regresar por un huesito. La otra opción es que hayas cambiado de pensamiento político, lo cual se vale y respeta. ¿Oportunismo o congruencia ideológica? ¿Cuál de las dos, Germán?

OTRAS NOTICIAS

Murat: la Apuesta del PRI Para Perder

Mar 1, 2017 / 20:56 pm
Aegonmexico / En Privado Creen que cuando pierden la vergüenza, ganan  Florestán José Murat ...[+]

BITÁCORA DEL DIRECTOR

Sep 6, 2017 / 11:06 am
PASCAL BELTRÁN DEL RÍO ¿Por quién votan los estados que crecen   Los datos que recient...[+]

María José cantará en la Velaria

Jul 31, 2017 / 18:15 pm
  Su tour “Lo que mereces” es parte de la FENADU 2017 La cita es primero de agosto a la...[+]

Frentes Políticos

Abr 14, 2018 / 9:55 am
I Ya era tiempo En el México de ahora la democracia se fortalece, con la primicia de ser iguales an...[+]

Graco Ramírez pierde y juega sucio

Jul 31, 2018 / 11:14 am
ACTA PÚBLICA Claudia Rodríguez Graco Ramírez Abreu en su calidad de gobernador de Morel...[+]

Polvaredas de La Laguna

Sep 22, 2018 / 11:56 am
  Por Pascual Alvarado Maldonado Recuperar la Autonomía, entre los Principales Objetivos...[+]

Tres veces santa pero muy conflictiva

Dic 11, 2017 / 8:18 am
POR LA ESPIRAL Claudia Luna Palencia @claudialunapale Conquistada y reconquistada: Jerusal...[+]

A rescatar nuestro nacionalismo

Mar 2, 2017 / 1:08 am
ÍNDICE POLÍTICO FRANCISCO RODRÍGUEZ     Ninguna ideología tiene más sólido f...[+]