La edad para el matrimonio (3)

Mar 19, 2017 / 16:01 pm

Episcopeo

Mons. Héctor González Martínez

Obispo Emérito

Hay que notar que, no obstante la difusión de la homosexualidad en las culturas paganas, como la de Roma antes de ser evangelizada por la Iglesia Católica, los romanos no legislan a favor de la homosexualidad. Para la razón práctica y justa de los romanos, la homosexualidad se toleraba como un mal menor debido a la degeneración de las costumbres, pero no como unión que favoreciera la fuerza y continuidad del Imperio. En la filosofía jurídica de los romanos, las uniones homosexuales, por la razón elemental que no generan prole, son dañinas para la familia y para las republicas. Para los romanos, eran pues uniones “contra naturam”.

El Apóstol S. Pablo, judío culto y conocedor del mundo y de las culturas de su época, se refiere a las degeneraciones “contra naturam”, que agobiaban a griegos y romanos: “sus mujeres han cambiado la relación natural del sexo, por usos antinaturales; e igualmente los hombres, dejando la relación natural con la mujer, se han encendido en deseos de unos por otros” (Rom 1, 26-27); y lo atribuye a la ceguera de la razón, al debilitamiento de la voluntad, al abandono del verdadero Dios y a la caída en la idolatría (Cfr. 1Cor 6, 9-11).

Los profesores mexicanos que leen en sus clases los libros de la Secretaría de Educación Pública, en donde se aboga por la vuelta de la cultura pagana de los indígenas precolombinos, gritan por los aires, negando la degeneración irracional de los indígenas. A ellos les recomiendo que visiten algunos lugares del sur del país, habitados por etnias indígenas, donde podrán constatar que hay lugares, donde, a pesar de casi quinientos años de evangelización, aún persisten las aberraciones descritas por Bernal Díaz del Castillo en su crónica sobre la conquista de la Nueva España. Por la Sierra de Zongolica, conozco más de un pueblo, donde la degeneración de las costumbres está muy arraigada. Allí existen hasta degeneraciones genéticas por estos vicios.

También en Durango, con la proliferación y favorecimiento de la homosexualidad, ya se reclama esta práctica repugnante, como un derecho natural y positivo. Lo que es “contra naturam”, no es natural ni tiene derechos ni obligación correlativa de parte de ninguna sociedad. Y si es “contra naturam”, carece de validez ética, aunque se inscriba positivamente en un código.

OTRAS NOTICIAS

Soberón Sanz, ¿candidato presidencial del PRI?

Ago 30, 2017 / 18:11 pm
ÍNDICE POLÍTICO FRANCISCO RODRÍGUEZ     Una desaforada lealtad hacia los mandatos sangrient...[+]

Palabra de Mujer – Rubén Pabello Rojas, un modelo…

Ago 24, 2018 / 8:44 am
Por Billie J Parker Si algo necesita la crisis civilizatoria son modelos a seguir Los estudiosos...[+]

Seguros de salud como herramienta de prevención

Sep 10, 2017 / 12:40 pm
Por Karla Arizmendi V Karla_av925@hotmailcom Como ya hemos platicado, en México no tenemos ar...[+]

Polvaredas de La Laguna

Oct 19, 2017 / 12:10 pm
Por Pascual Alvarado Maldonado Se reúne OGB con alcaldes duranguenses A 64 años del voto de ...[+]

ACTA PÚBLICA

Sep 7, 2017 / 8:00 am
Claudia Rodríguez   No todos somos huachicoleros   Aun cuando la Real Academia de...[+]

Nuño violenta la voluntad del elector

Jul 3, 2017 / 17:10 pm
Acta Pública Claudia Rodríguez Justo a un año de las elecciones presidenciales del 2018, Au...[+]

Por la espiral – Apatía ante elecciones en México

May 25, 2018 / 10:45 am
Claudia Luna Palencia @claudialunapale Desde lejos, los próximos comicios electorales del 1 de ju...[+]

ACTA PÚBLICA

Sep 14, 2017 / 9:03 am
Claudia Rodríguez El que más lucra es Peña “Que nadie lucre con la emergencia”, adviert...[+]