Madre Teresa de Calcuta, fundadora de la congregación de las Misioneras de la Caridad

Mar 1, 2017 / 15:01 pm

¿Lo recuerdas?

Por Geraldo Rosales

Durango, Dgo.

Hoy en esta sección recordaremos a la Madre Teresa de Calcuta, mujer religiosa, querida por todo el mundo, quien dejó todo por estar cerca de los pobres y de los enfermos, Agnes Gonxha Bojaxhiu (Madre Teresa de Calcuta), nació en el seno de una familia católica albanesa, 26 de agosto de 1910, en la actual Skopie, Macedonia.

La profunda religiosidad de su madre despertó en ella su vocación de misionera a los 12 años. Siendo aún una niña, ingresó en la Congregación Mariana de las Hijas de María, donde inició su actividad de asistencia a los más necesitados.

A los 18 años abandonó para siempre su ciudad natal y viajó hasta Dublín para profesar en la Congregación de Nuestra Señora de Loreto. Como quería ser misionera en la India, embarcó hacia Bengala, donde cursó estudios de magisterio y eligió el nombre de Teresa para profesar. Ejerció como maestra en la St. Mary’s High School de Calcuta hasta 1948, año en que obtuvo la autorización de Roma para dedicarse al apostolado en favor de los pobres.

El 10 de septiembre de 1946, durante un viaje de Calcuta a Darjeeling para realizar su retiro anual, Madre Teresa recibió su “inspiración”, su “llamada dentro de la llamada”, ese día, de una manera que nunca explicaría, la sed de amor y de almas se apoderó de su corazón y el deseo de saciar la sed de Jesús se convirtió en la fuerza motriz de toda su vida. Durante las sucesivas semanas y meses, mediante locuciones interiores y visiones, Jesús le reveló el deseo de su corazón de encontrar “víctimas de amor” que “irradiasen a las almas su amor”

“Ven y sé mi luz”, Jesús le suplicó. “No puedo ir solo”.

Le reveló su dolor por el olvido de los pobres, su pena por la ignorancia que tenían de él y el deseo de ser amado por ellos. Le pidió a la Madre Teresa que fundase una congregación religiosa, Misioneras de la Caridad, dedicadas al servicio de los más pobres entre los pobres.

Pasaron casi dos años de pruebas y discernimiento antes de que Madre Teresa recibiese el permiso para comenzar. El 17 de agosto de 1948 se vistió por primera vez con el sari blanco orlado de azul y atravesó las puertas de su amado convento de Loreto para entrar en el mundo de los pobres.

En 1950 la Madre Teresa de Calcuta fundó la Congregación de las Misioneras de la Caridad, aprobada en 1965 por Pablo VI. Las integrantes de esta congregación, que debían sumar a los votos tradicionales el de la dedicación a los “más pobres de entre los pobres”, lograron una rápida implantación en la India y en otros casi cien países del mundo; por su parte, la fundadora se movilizó contra el aborto y la eutanasia, en consonancia con la doctrina pontificia de Juan Pablo II.

Durante estos años de rápido desarrollo, el mundo comenzó a fijarse en Madre Teresa y en la obra que ella había iniciado. Numerosos premios, comenzando por el Premio Indio Padmashri en 1962 y de modo mucho más notorio el Premio Nobel de la Paz en 1979, hicieron honra a su obra. Al mismo tiempo, los medios de comunicación comenzaron a seguir sus actividades con un interés cada vez mayor.

Ella recibió tanto los premios como la creciente atención “para gloria de Dios y en nombre de los pobres”.

Toda la vida y el trabajo de Madre Teresa fue un testimonio de la alegría de amar, de la grandeza y de la dignidad de cada persona humana, del valor de las cosas pequeñas hechas con fidelidad y amor, y del valor incomparable de la amistad con Dios. Pero, existía otro lado heroico de esta mujer que salió a la luz solo después de su muerte.

Oculta a todas las miradas, oculta incluso a los más cercanos a ella, su vida interior estuvo marcada por la experiencia de un profundo, doloroso y constante sentimiento de separación de Dios, incluso de sentirse rechazada por El, unido a un deseo cada vez mayor de su amor.

Ella misma llamó “oscuridad” a su experiencia interior, la “dolorosa noche” de su alma, que comenzó más o menos cuando dio inicio a su trabajo con los pobres y continuó hasta el final de su vida, condujo a Madre Teresa a unión con Dios cada vez más profunda, mediante la oscuridad, ella participó de la sed de Jesús (el doloroso y ardiente deseo de amor de Jesús) y compartió la desolación interior de los pobres.

Durante los últimos años de su vida, a pesar de los problemas de salud cada vez más graves, Madre Teresa continuó dirigiendo su Instituto y respondiendo a las necesidades de los pobres y de la Iglesia.

En 1997 las Hermanas de Madre Teresa contaban casi con cuatro mil miembros y se habían establecido en 610 fundaciones en 123 países del mundo. En marzo de 1997, Madre Teresa bendijo a su recién elegida sucesora como Superiora General delas Misioneras de la Caridad, llevando a cabo sucesivamente un nuevo viaje al extranjero. Después de encontrarse por última vez con el Papa Juan Pablo II, volvió a Calcuta donde transcurrió las últimas semanas de su vida recibiendo a las personas que acudían a visitarla e instruyendo a sus Hermanas.

El 5 de septiembre, la vida terrena de Madre Teresa llegó a su fin, el gobierno de la India le concedió el honor de celebrar un funeral de Estado y su cuerpo fue enterrado en la Casa Madre de las Misioneras de la Caridad.

Su tumba se convirtió rápidamente en un lugar de peregrinación y oración para gente de fe y de extracción social diversa (ricos y pobres indistintamente). Madre Teresa nos dejó el ejemplo de una fe sólida, de una esperanza invencible y de una caridad extraordinaria. Su respuesta a la llamada de Jesús, “Ven y sé mi luz” hizo de ella una Misionera de la Caridad, una “madre para los pobres”, un símbolo de compasión para el mundo y un testigo viviente de la sed de amo.

Menos de dos años después de su muerte, a causa de la extendida fama de santidad de Madre Teresa y de los favores que se le atribuían, el Papa Juan Pablo II permitió la apertura de su Causa de Canonización.

El 20 de diciembre de 2002 el mismo Papa aprobó los decretos sobre la heroicidad de las virtudes y sobre el milagro obtenido por intercesión de Madre Teresa, fue beatificada el 19 de octubre de 2003 y su causa de canonización sigue en marcha.

OTRAS NOTICIAS

Clínica de violín proporciona herramientas para desarrollo de los…

Mar 10, 2018 / 11:05 am
Durango, Dgo Como parte del 19 Festival Cultural Universitario se realizó una clínica de violí...[+]

  #DurangoConsumeDgo se extiende a Mazatlán

Feb 14, 2017 / 17:10 pm
  Firman convenio con cadena hotelera en fomento del desarrollo regional Por Martha Casas...[+]

Arrancan etapa de construcción en el Nuevo Paseo Independencia

Feb 14, 2017 / 1:10 am
Gómez Palacio, Dgo   El Paseo Independencia, será una gran opción para que el pueblo d...[+]

Aprueban modificaciones al reglamento de eliminación de lotes baldíos

Feb 26, 2017 / 16:23 pm
Por Pascual Alvarado Maldonado Lerdo, Dgo El Máximo Cuerpo Colegiado de Lerdo aprobó las mod...[+]

Ernesto Contreras: “Las lenguas indígenas están desapareciendo”

Mar 16, 2017 / 19:25 pm
El cineasta mexicano cautiva a la audiencia con 'Sueño en otro idioma' Guadalajara A veces la...[+]

Lo sorprendieron en flagrancia de robo

Mar 9, 2017 / 15:03 pm
Por Elizabeth Luna DURANGO, Dgo Francisco Javier, de 18 años de edad, fue sorprendido por el ...[+]

Se inauguró la exposición Monsiváis, Jilemón Metralla y Bomba

May 29, 2017 / 18:22 pm
En la Biblioteca de México En el marco del Segundo Foro Internacional de Cine y Cómic de la Ciu...[+]

“Solo Veracruz…Amor de mar”, se presentó en el teatro…

Feb 20, 2018 / 8:11 am
Durango, Dgo Dentro del segundo festival de “Los amorosos” del Instituto de Cultura de Es...[+]