Por la espiral – -Juego de espías

Mar 28, 2018 / 8:31 am

Claudia Luna Palencia

@claudialunapale

Después de Vietnam, al Protocolo de Ginebra de 1925 se añadió la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción y el Almacenamiento de Armas Bacteriológicas y Toxínicas, el  10 de abril de 1972.

También el 3 de septiembre de 1992 se firmó de manera multilateral la Conferencia de Desarme en Ginebra con el texto de la Convención sobre Armas Químicas. Lo vigila la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW).

Su verdadera eficacia es muy polémica: nada más en los últimos cinco años, en el seno del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, han sido denunciadas  armas químicas en Mosul, Irak en marzo de 2013, el ISIS  usó gas sarín contra los civiles y las fuerzas militares; aunque en 2016, la CIA acusó al ISIS de rociar gas de mostaza, cloro y gas sarín en Siria.

Asimismo hay evidencias que apuntan a Bashar al Assad, el dictador sirio detrás del ataque con  sarín en Guta en 2013 que dejó un largo reguero de cadáveres en las calles, en un intento desesperado del mandatario por recuperar el bastión rebelde.

Además de la guerra, en el último trienio a la Unión Europea (UE) le preocupa que el terrorismo de células que va desarrollándose lamentablemente en diversas partes de su territorio, pueda en dado caso escalar hacia una amenaza real química o biológica.

El atentado con Novichok en Salisbury, Reino Unido, contra un ex espía ruso y su hija ha abierto en canal la vulnerabilidad al respecto no nada más del país británico sino de todo el club europeo. El mal puede viajar en una valija, adentro de un aerosol y dispersarse fácilmente en el objetivo civil provocando un enorme daño masivo a la vida humana y al ambiente porque las esporas se quedan flotando.

Son muchas las interrogantes: ¿Quién y por qué lo puso? ¿Qué interés tiene Rusia con tantos frentes abiertos a nivel internacional de, además, recibir más sanciones en contra y mayores hostilidades diplomáticas cuando a su recién reelecto presidente le interesa regresar a la mesa del G-7 lo más pronto posible?

En opinión de Simon Manley, embajador de Reino Unido en España, el único culpable es Rusia, así lo escribió bien claro y fuerte en un editorial publicado en el periódico ABC.

“La negativa rusa a atender nuestras peticiones no ha dejado al gobierno británico más opción que concluir que el Estado ruso es culpable de un intento de asesinato, mediante el uso de un agente nervioso letal prohibido en la Convención de Armas Químicas”, aseveró el diplomático.

A COLACIÓN

Se señala además al Novichok (A-232) una  neurotoxina en forma de gas reconocida desde 1987 que se manifiesta en forma de ataques epilépticos y conduce a la muerte.  El Kremlin afirma que fueron destruidas todas sus armas químicas y arsenales y que a la fecha no queda nada.

En la versión oficial británica lo acontecido no es ni un intento de suicidio, ni una sobredosis accidental, ni lo han hecho los americanos para desestabilizar al mundo, ni los ucranianos para tenderle una trampa a los rusos, ni mucho menos es autosembrado por los servicios secretos ingleses  para alimentar el sentimiento antirruso.

De hecho, Moscú ha acusado a Gran Bretaña de no respetar el artículo 9 de la Convención de Armas Químicas; hay un cruce de recelos y acusaciones, en respuesta, desde Bruselas se concedió un nuevo aval de confianza a Reino Unido (su todavía país miembro) al retirar al embajador de la UE de Rusia.

Y la escalada ha ido todavía más allá: 17 países del club europeo anunciaron la expulsión de varios diplomáticos rusos del territorio de sus respectivos países;  la medida la han secundado en Canadá, Macedonia, Australia y Noruega.

Desde Washington, la respuesta a esta algarada diplomática para presionar a Moscú ha sido consecuente siguiendo igualmente el orden de expulsiones, un total de 60  incluyendo a 12 empleados en la ONU.

Para los europeos es lo justo y en su dictamen preliminar  ha sido terrorismo; es la ventana nebulosa de las armas químicas y biológicas que ni siquiera por ética deberían de existir; ¿qué pasa si caen en manos de terroristas? Todavía flota en el ambiente el  recuerdo del ataque de gas sarín en el metro de Tokio (20 de marzo de 1995) perpetrado por la secta radical Aum Shinrikyo.

No  hay a la fecha un estricto control en las armas químicas y biológicas más que la buena fe de confiar en la palabra de que no hay más producción o bien de que todos los arsenales han sido destruidos. Es un mundo frágil y lamentablemente en disputa de grupos radicales y criminales.

OTRAS NOTICIAS

Frentes Políticos

May 8, 2018 / 12:05 pm
ICrack Debut impecable tuvo René Juárez en su primer gran evento como nuevo líder nacional del Pa...[+]

Frentes Políticos

Abr 28, 2018 / 9:03 am
I Reprobado Aristóteles Sandoval todo lo ha hecho mal Primero que nada permitir que el CJNG impusie...[+]

¿Por qué no?

Dic 28, 2017 / 8:21 am
María Amparo Casar Eventos imprevisibles que trajeron enormes daños a una población ya de por...[+]

Polvaderas de La Laguna – Disminuye 100% delito de…

Sep 25, 2018 / 8:44 am
Por Pascual Alvarado Maldonado Disminuye 100% delito de robo en La Laguna Se debe garantiz...[+]

Polvaderas de La Laguna por Pascual Alvarado Maldonado

Feb 28, 2018 / 8:29 am
Se une Aispuro a 1500 duranguenses para limpiar la ciudad Duranguenses que continúan figuran...[+]

Utopía

Feb 15, 2017 / 16:56 pm
  Violencia física y sicológica, constante infantil Eduardo Ibarra Aguirre Tan sólo...[+]

Polvaderas de La Laguna – JRAT fortaleciendo el campo…

Jul 24, 2018 / 10:38 am
Por Pascual Alvarado Maldonado JRAT fortaleciendo el campo de Durango Entrega UGSS 280 ton...[+]

Nuño violenta la voluntad del elector

Jul 3, 2017 / 17:10 pm
Acta Pública Claudia Rodríguez Justo a un año de las elecciones presidenciales del 2018, Au...[+]