¿Y la elección capitalina?

Dic 1, 2017 / 12:55 pm

Nudo gordiano

YURIRIA SIERRA

 

 

Después de varios días hablando de lo que se pronostica para la contienda presidencial, es momento de girar la mirada para otra de las elecciones que nos esperan en 2018: el cambio de gobierno en la Ciudad de México. Desde que este cargo es elegido a través del voto popular, ha sido bastión de la izquierda. Cuauhtémoc Cárdenas (y Rosario Robles, cuando éste se fue a su campaña presidencial en el 2000); Andrés Manuel López Obrador (y luego Alejandro Encinas, cuando el tabasqueño se fue tras su primer intento por llegar a Los Pinos); Marcelo Ebrard (quien terminó el periodo tras la decisión de militantes perredistas, nos dijeron, y que llevó a AMLO a su segunda campaña presidencial); y Miguel Ángel Mancera, quien ha dicho que su mirada apunta también a la boleta electoral del próximo año, abanderado por el Frente Ciudadano.

En estos años, la Ciudad de México ha logrado importantes avances en materia de libertades, también se convirtió en un oasis en momentos en que la violencia comenzó a reproducirse por varias partes del país, aunque esto duró poco y, de nuevo, quienes vivimos aquí, sabemos de más de un par de casos de asaltos, sino es que los hemos vivido en carne propia. No es cosa de unos cuantos. De acuerdo con la reciente encuesta realizada por Consulta Mitofsky para El Economista, la inseguridad ocupa el primer lugar en la lista de preocupaciones de los habitantes de la Ciudad de México, le siguen la crisis económica (incertidumbre financiera, pues), la pobreza; curiosamente, en cuarto lugar es la corrupción, detrás el desempleo, el combate a las adicciones y el narcotráfico y, al final, los bajos salarios (tema que ocupó importante lugar en la agenda del gobierno local actual). Algo estuvo mal en las prioridades de esta gestión.

La ciudad se vive así, y la izquierda capitalina se vive también distinto. Ya no es esa que le dio el triunfo a Cárdenas, menos aún la que llevó a AMLO a dar por casi seis años sus madrugadoras conferencias de prensa, lejos está también de ser aquella que hizo a Ebrard despachar en el Palacio del Ayuntamiento. La izquierda chilanga dejó de ser ese grupo que, de manera histórica, hizo a Mancera el ganador en 2012, con más de 60% de votos. La formación de Morena, la ruptura del lopezobradorismo con el PRD, las indecisiones en Acción Nacional, la inercia priista que los hizo concentrarse en lo que ocurriría en la sucesión presidencial, el futuro incierto en el sol azteca. Todos, factores que nos hacen pensar que la elección capitalina no logrará una votación que dé un triunfo histórico, pero que sí da señales de cómo podría pintar la preferencia electoral. Morena ya tiene a su candidata, Claudia Sheinbaum. Aunque no con la proporción de AMLO, la hoy todavía delegada en Tlalpan ya está completamente perfilada y tenemos la certeza de que su nombre estará en la boleta. Ya hasta Ricardo Monreal terminó su pataleó y le deseo suerte. ¿Y los otros partidos? Ellos no tienen nada aún. De Acción Nacional se rumora que la candidata podría ser Xóchitl Gálvez, delegada en Miguel Hidalgo. El PRD piensa en Alejandra Barrales. Aunque, si el Frente toma impulso, nos anuncia la batalla por la elección de alguna de ellas. El PRI, por su parte, está hecho bolas. Que si Aurelio Nuño se irá a la campaña de José Antonio Meade, que si no es así, sería el candidato en la CDMX; y, si ocurre lo primero, le guiñarán a José Narro. No hay nada resuelto. Mientras tanto, Sheinbaum y Morena tienen una ventaja que no es sólo en el name recognition.

En la encuesta de Mitofsky referida párrafos arriba, también se evaluó la preferencia del voto. Los datos fueron recabados entre el 11 y 13 de noviembre: teniendo seis escenarios distintos, Morena gana en todos. Sheinbaum le gana al Frente Ciudadano con Gálvez o con Barrales; también al PRI con Nuño o con Narro, vaya, así estará la incertidumbre por el candidato tricolor, que hasta se evalúa la posibilidad de que perfilen a Cuauhtémoc Gutiérrez. Morena tiene hoy, según estos números, más de 30% de los votos. Si la elección fuera hoy, ganaría con 10% de ventaja. Al parecer, el resto de los partidos apostó su atención en la elección de su candidato presidencial (aunque el Frente aún no resuelve nada) y, bajo la excusa de que están respetando los tiempos electorales, olvidaron la importancia de la elección que un partido, que por primera vez estará en la boleta, parece tener en la bolsa. Tendrían que haberse preocupado por este bastión que, al parecer, sólo cambió de color.

OTRAS NOTICIAS

Política Al Margen

Nov 7, 2018 / 18:19 pm
Por Jaime Arizmendi Nueva Administración Pública, Cuarta Transformación; Morena Gasto S...[+]

Episcopeo

Jun 11, 2017 / 14:03 pm
Jesucristo (4) El Jesús de la historia A Jesús se le conoce más por escritos que no son suyos ...[+]

Polvaredas de La Laguna

Feb 10, 2018 / 10:08 am
Juan Carlos Arizmendi continúa apoyando al sector agropecuario de Durango AMLO en Durango Ce...[+]

Bitácora del director

Dic 1, 2017 / 12:49 pm
PASCAL BELTRÁN DEL RÍO Continuidad     En los tiempos del autoritarismo (hay qui...[+]

Polvaderas de La Laguna

May 28, 2018 / 8:08 am
Por Pascual Alvarado Maldonado Candidato  a senador sin campaña Gran fracaso Muy clar...[+]

Utopía -Encuentros que marcan rumbos

Jul 6, 2018 / 8:43 am
Eduardo Ibarra Aguirre A la rebelión del México profundo, como bien la denomina el doctor Loren...[+]

ÍNDICE POLÍTICO – La psicología del mexicano: “El otro…

Oct 30, 2018 / 17:22 pm
FRANCISCO RODRÍGUEZ Todos los estudiosos de la psicología del mexicano coinciden: la comuni...[+]

Por la espiral – Perverso póker geopolítico

Abr 13, 2018 / 8:36 am
Claudia Luna Palencia @claudialunapale En Europa y en Asia, los especialistas en temas internacion...[+]