Bitácora del director – Cargos, cargos, cargos

Sep 13, 2018 / 8:10 am

Por Pascal Beltrán del Río

Para quienes creen que el cambio de las formas tradicionales de hacer política fue el principal mandato de los electores en los comicios federales y locales del pasado 1 de julio –en las que Morena y la coalición Juntos Haremos Historia arrasaron en casi todo el país–, lo que está ocurriendo en la conformación de las bancadas partidistas en el Congreso de la Unión y las legislaturas estatales genera una legítima duda: ¿por qué se pone tanto esfuerzo en la lucha por los cargos?

La semana pasada, la agenda política fue dominada por el otorgamiento de la licencia al senador Manuel Velasco para que pudiera regresar a Chiapas a fin de ser sustituto de él mismo en la gubernatura.

Hay quienes creen que en ese proceso inédito se violaron dos artículos constitucionales: uno que prohíbe que se detenten simultáneamente cargos federales y estatales y otro que previene a gobernadores elegidos por el voto popular volver a ocupar el Ejecutivo estatal.

Como le digo, casi toda la energía de los senadores se dedicó en su sesión inaugural a dar gusto a Manuel Velasco.

Esa misma semana, la discusión se centró en el acuerdo que alcanzaron el Partido Verde y Morena para que cinco diputados federales del primero pasaran a préstamo al segundo para que éste pudiese engrosar su bancada en San Lázaro y así tener la mayoría absoluta, con el fin de reclamar el control de los órganos de gobierno de la Cámara. Nuevamente, el foco de la acción política puesta en la obtención de cargos.

Esta semana, seguimos en la mismas. Como le conté aquí ayer, un conflicto entre la dirigente formal de Morena, Yeidckol Polevnsky, y el gobernador electo de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, hizo público el tiempo y el empeño que los partidos de la coalición Juntos Haremos Historia dedican a repartirse los cargos públicos (o, en este caso, a arrebatárselos).

Le resumo: Polevnsky acusó a Blanco –a quien llamó varias veces “el futbolista”– de comprar diputados de Morena como si estuviera, dijo ella, en un tianguis de jugadores. Y señaló al representante del gobernador electo, José Manuel Sanz –“el españolete–, de operar la maniobra.

Blanco exigió a Polevnsky quedarse “calladita” y no meterse con su equipo. La dirigente de Morena, además, reclamó a El Cuau que no hubiese ofrecido a su partido la mitad de las posiciones gubernamentales en Morelos, así como la Secretaría de Gobierno del estado al exsenador morenista Rabindranath Salazar (“Rabi”, para los cuates).

Es decir: cargos, cargos, cargos.

Con ganas de saber más sobre el caso, entrevisté ayer en la radio al diputado local José Casas González, uno de los 12 candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia en ganar una diputación de mayoría en Morelos en los pasados comicios.

Me dijo que el ambiente en la futura Legislatura estatal –que entró en funciones el 1 de septiembre– se comenzó a enrarecer a principios de agosto, cuando se pretendió imponer a Héctor Javier García Chávez, a quien conocen en Morelos como El Gato, como coordinador de la bancada de Morena.

El diputado Casas me dijo que la mayoría de los legisladores rechazaba a García Chávez por su cercanía con el gobernador Graco Ramírez, de quien fue –según su biografía– coordinador general de Análisis Político y Proyectos Estratégicos (whatever that means), entre 2012 y 2014.

Además, El Gato fue efímero secretario de organización del PRD estatal antes de dar el salto a Morena en 2015, cuando se convirtió en diputado federal. Es decir, brincó del Congreso de la Unión al Congreso de Morelos (cargos, cargos, cargos).

Fue tal la protesta –relató Casas–, que Morena desistió de colocarlo como coordinador de la bancada, optando finalmente por Keila Figueroa Evaristo, diputada por el distrito de Puente de Ixtla.

Así fue, me dijo Casas, el principio de la disputa en Morelos entre el Partido Encuentro Social –primero en hacer suya la candidatura de Cuauhtémoc Blanco a la gubernatura– y Morena. No es verdad, me dijo, que el PES haya querido comprar a los diputados del partido guinda.

“Si Yeidckol tiene pruebas de lo que dice, que las enseñe”, afirmó en la entrevista el diputado por el distrito de Tepoztlán, quien decidió integrarse en la bancada del Partido del Trabajo.

Al margen de quién tenga la razón –por ahora, no puedo asegurar una cosa u otra–, es evidente que la lucha por los cargos propició esta nueva disputa en el seno de la coalición que postuló a Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República. Una más en el periodo de transición, si la agregamos el agarrón que se dieron en San Lázaro los diputados Porfirio Muñoz Ledo y Gerardo Fernández Noroña.

Dudo mucho que el reparto y rebatiña de cargos haya estado entre las prioridades del electorado cuando, el 1 de julio, éste propinó una paliza a los partidos tradicionales y sus modos.

OTRAS NOTICIAS

Utopía – Conacyt subsidiaba a trasnacionales

Ene 21, 2019 / 9:07 am
Eduardo Ibarra Aguirre La directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, M...[+]

Reforma Educativa: se va, se queda

Ago 27, 2018 / 8:34 am
OPINIÓN DEL EXPERTO NACIONAL   Por Carlos Ornelas Se prolonga la contienda por la Reforma Ed...[+]

Polvaredas de La Laguna

Mar 4, 2017 / 20:25 pm
Por Pascual Alvarado Maldonado  El gobernador José Rosas Aispuro Torres, calificado como te...[+]

Polvaderas de La Laguna

Abr 24, 2019 / 7:55 am
Por Pascual Alvarado Maldonado Aispuro se declara respetuoso Pide legisladora del PT Gana...[+]

Por la espiral – Trump seduce con inversiones a…

Jun 15, 2018 / 11:45 am
Por Claudia Luna Palencia @claudialunapale  Más que política y diplomacia, el mandatari...[+]

Por la espiral – Devastadoramente nuclear

Feb 19, 2018 / 12:12 pm
Claudia Luna Palencia @claudialunapale ¿Cuántas cabezas nucleares existen en el mundo al co...[+]

Polvaderas de La Laguna

Sep 9, 2018 / 11:51 am
Por Pascual Alvarado Maldonado Don Rubén Solís rumbo a la Rectoría UJED Al Subsecretari...[+]

Utopía – Atisbo de autocrítica presidencia

Jul 18, 2018 / 11:05 am
Eduardo Ibarra Aguirre Al cuarto para las 12, a menos de 45 meses de colocarle la banda presidenc...[+]