Charlas

Jul 1, 2020 / 22:25 pm

Miguel Ángel Vargas Q
Los narcos de ayer…
(II PARTE)
De regreso de la sierra, don Salvador Rangel que poco hablaba y mucho menos platicaba, me contó que esta que arrancaría en los siguientes meses, pero se pospuso por varios años (1977) Operación Cóndor, duraría mucho tiempo, pues era difícil controlar miles de hectáreas con cultivos de mariguana y amapola.
Algunos números que arrojó esta actividad del Ejército Mexicano:

10 años y 15 días duró la Operación Cóndor, que según la Secretaría de la Defensa Nacional finalizó el 31 de enero de 1987, dos años después de la detención del capo Rafael Caro Quintero en la Quinta Carolina en San José, Costa Rica.
23 militares distintos estuvieron al frente.
2,019 narcotraficantes fueron consignados.
224 mil 252 plantíos de drogas fueron destruidos.
27 civiles murieron en las acciones.
19 soldados perdieron la vida durante el añejo operativo.

El cultivo y el trasiego de mariguana y de goma de opio para producir heroína, sigue casi igual, y la diferencia la han marcado las drogas sintéticas y la baja en el precio del kilo de mariguana.
Cuando la pequeña aeronave aterrizó en el aeropuerto que en aquella época se localizaba en terrenos en donde ahora están las instalaciones de la Secretaría de Bienestar del Gobierno del Estado, el militar me dijo que él también sabía hacer magia.
Le pregunté porque me decía eso, y ni un segundo tardó en contestarme: “Si en los próximos diez años platicas algo de este viaje, te “desaparezco” como arte de magia”.
Sobre el consumo en aquella época y hasta los años 90s, fue muy baja. La mariguana era la de más alto consumo y estaban localizados los principales usuarios: jóvenes estudiantes, soldados, uno que otro sembrador que generalmente era expulsado del campo de cultivo y hasta de la comunidad donde vivía.
En otras esferas socio-económicas, algunos consumían más por moda que por adicción. En los años 60s, finales, aumentó el consumo de mariguana en la ciudad de Durango y era frecuente ver autos con chavos, con apariencia estudiantil.
En los 70s, aumentó el consumo de cocaína y el LSD; ni el peyote ni los hongos llegaron a Durango.
El consumo en Durango durante esas décadas no fue problema. Su mayor actividad siguió siendo el cultivo y trasiego. Se hablaba en los 70s y principios de los 80s, en la existencia de algunos laboratorios y se señalaba la Colonia Hidalgo, como una de las poblaciones productoras de anfetaminas.
La zona con mayor actividad siempre fue la región lagunera parte importante de la ruta del narcotráfico procedente de Colombia, Guerrero y Veracruz. Fue el motivo por el que de esa zona se apoderó como parte de su territorio, el cártel de Juárez de los Carrillo Fuentes.
Sin embargo la violencia en esa décadas de los 50s hasta los 90s, fue mínima y las ejecuciones estaban completamente identificadas y localizadas. Se sabía perfectamente bien quien había ejecutado a fulano de tal, y generalmente las causas también que iban desde no entregar completo el cargamento hasta volarle la novia al capo mayor.
Con toda proporción guardada, había leyes de respeto entre los principales cárteles de la época que prevaleció hasta los 90s.
Los más violentos siempre fueron los Carrillo Fuentes de Ciudad Juárez, los Arellano Félix de Tijuana, los del Golfo y finalmente el de Sinaloa. En Durango tenían presencia el del Señor de los Cielos en la región lagunera y el de Sinaloa en el resto del Estado.
Sin descartar que había violencia esporádica, generalmente no causaba daños colaterales, y no invadía esferas familiares o de otros agentes ajenos a los cárteles.
Otra historia empieza a escribirse a partir del ataque a la Torres Gemelas de Nueva York.
Para entonces algunos directores y empresarios de medios de información mexicanos, que pertenecíamos a la Sociedad Interamericana de Prensa, nos reuníamos esporádicamente para tratar el tema de la delincuencia organizada y las ramificaciones que estaban activándose que marcaban una diversificación de actividades distintas al narcotráfico.
Surgen el secuestro, la extorsión, la trata de blancas, tráfico de armas y el coyotaje en la frontera.
Cada día ganaban terreno los cárteles en esas actividades que surgen a partir de los 80s.
Don Jesús Blanco Ornelas, periodista potosino, fundador del semanario ZETA en Tijuana, encabezaba la mesa de trabajo de la SIP, en el tema de Delincuencia Organizada en México.
Una de las discusiones más fuertes que tuvimos en esa mesa fue sin lugar a dudas los atentando contra periodistas originados por la delincuencia organizada, y el asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta en 1994, dos años antes de la muerte de ese gran periodista.
Sobre la participación de la delincuencia organizada, concretamente del Cártel de Juárez bien vale la pena, la siguiente Charla de esta serie de entregas,

(CONTINUARÁ)

 

OTRAS NOTICIAS

Polvaderas de La Laguna – Reforzar valores en niños…

Sep 9, 2019 / 10:50 am
Por Pascual Alvarado Maldonado Reforzar valores en niños mejora su calidad de vida Necesario ...[+]

Índice Político

Ago 20, 2018 / 10:42 am
FRANCISCO RODRÍGUEZ Comentócratas confunden tácticas con estrategias de AMLO Hace unos meses la...[+]

Trump es la emergencia

Feb 18, 2019 / 18:33 pm
Eduardo Ibarra Aguirre Bajo el pretexto de una invasión, Donald Trump declaró una emergenc...[+]

POR LA ESPIRAL

Oct 20, 2017 / 11:06 am
Claudia Luna Palencia @claudialunapale -Cooperación y diálogo internacional En los últimos nue...[+]

Episcopeo – Alegros siempre en el Señor (Flp 4,…

Dic 16, 2018 / 9:02 am
La celebración de este domingo la hemos iniciado con una gozosa invitación: Estad siempre ale...[+]

Dictamen que conculca derechos de mayorías

Abr 30, 2017 / 14:56 pm
Utopía     Eduardo Ibarra Aguirre   La Comisión de Radio y Televisi...[+]

¿Y si hablamos de nuestros fracasos y por qué…

Jul 28, 2020 / 10:19 am
Diana Carolina Casas Meza Twitter @diannacasas Instagram @dianacarola ¿Por qué constantement...[+]

Polvaredas de La Laguna

Jun 30, 2018 / 14:01 pm
Por Pascual Alvarado Maldonado  Quiero seguir sirviendo desde la CDMX  a La Laguna Taller de...[+]