Charlas

Abr 1, 2021 / 21:30 pm

Miguel Ángel Vargas Quiñones
*** El lamentable y triste caso de Leo
*** Un matrimonio y una familia ejemplar
*** La corrupción no combatida, es la impunidad que genera más corruptelas
Por vecindad de colonia, la Burócrata, tuve la fortuna de conocer a la familia Luna Calvo de mi juventud, cuando nuestras casas paternas prácticamente colindaban. El ahora reconocido cardiólogo e internista, era un niño en esa época de los 60s y no recuerdo bien, pero seguro fue el menor de esa familia desde entonces, con una intachable conducta.
Durante varios años, muchos diría, en honor a la verdad, le perdí la pista y solo de cuando en cuando sabía de su hermana Martha Irene y más tarde, en años recientes, supe del nivel profesional del ahora prestigiado médico, Miguel Ángel Luna Calvo.
Lo empecé a tratar cuando atendía a mi suegra doña Melina Carbajal de Carrete.
Nació una gran amistad, pero sobre todo un gran reconocimiento.
Humano y profesional de la medicina que hace justo cumplimientos del Juramento de Hipócrates.
Luego la atención a mi Ticho, mi señora madre que al igual que mi suegra doña Meli, casi casi se aliviaban cuando sabían que iba en camino para atenderlas.
Para entonces había iniciado la construcción de una familia al lado de Hilda Guerrero Vázquez en donde nacieron cuatro retoños. Leo, Leonardo era el menor, apenas 13 años.
Pero la vida del médico, el apasionado de su profesión, internista y cardiólogo, con muchos cursos nacionales e internacionales es absorbente y no solo en el caso de Miguel Ángel Luna Calvo, sino de la gran mayoría de los profesionales de la medicina.
Por eso en medio de la pandemia no dejó de atender a sus pacientes internados, a pesar de no estar vacunado contra el Covid-19, bicho que finalmente le atacó y lo obligó a hospitalizarse en la ciudad de Monterrey.
Ese internamiento obligatorio que por fortuna fue oportuno y acertado médicamente, le permitió no solo aliviarse físicamente, sino reflexionar sobre su vida profesional y familiar. Y le llevó a tomar una decisión: cambiar la fórmula de distribución de su tiempo de manera tal de dedicarle el tiempo que se merecen su esposa y sus hijos, que estaban creciendo sin poderlos disfrutar como todo padre quisiéramos.
Finalmente salió de la enfermedad y reanudó sus consultas tanto en su despacho como en los hospitales donde estaban sus pacientes.
Pero la decisión había sido tomada.
Y para dar las dos buenas nuevas, decide llevarse a la familia de paseo a un lugar que parecía ser el ideal para festejar la nueva oportunidad de vida y la nueva forma de vivir al lado de su familia.
Todo iba conforme a lo planeado, pero en segundos, por evidente negligencia del grupo Xcaret en su zona del parque temático Xenses, lo que estaba diseñado para ser un paseo familiar de pura buenas nuevas en su futuro, la tragedia llegó a los Luna Guerrero.
Leo, el más pequeño de la familia, es succionado por una corriente de una de las albercas, con fuerza tal que al mismo padre, el médico Luna Calvo también lo jaló a grado tal que estuvo a punto de perder la vida en el marco de los varios intentos de rescatar a su hijo que por la falta de una rejilla había sido atrapado en una caverna oscura que llega a un río adjunto al paseo.
Como pudo, Luna Calvo rescató a Leonardo y lo mantuvo con permanente respiración de boca a boca; pero ese paradisíaco lugar que presume de haber atendido a 45 millones de visitantes en sus 30 años de existencia, resulta que carece de personal y equipo profesional para atender la más mínima emergencia de primeros auxilios.
La negligencia fue creciendo; lo llevaron al hospital más retirado en donde no había médicos especialistas, lo que hizo que el único que le sabía era precisamente el padre del menor a quien le negaron su intervención en la atención a Leo, a pesar de tener esa especialidad profesional.
En su desesperación pidió apoyo a sus colegas y amigos de Ciudad de México, quienes le urgieron lo trasladara a la capital del país, pero los médicos del hospital en Ciudad de Carmen, le negaron la autorización para sacarlo del nosocomio.
Finalmente, el desenlace.
El cielo se adornaba con el arribo de un ángel más que ahora desde allá vigila y cuida a los Luna Guerrero.
Y comenzó, en inicio de la Semana Santa, el otro calvario: el jurídico que tiene como estatua principal la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, vía Semefo en donde para entregar el pequeño cuerpo del infante, el médico Luna Calvo fue obligado a firmar un “perdón legal” que al decir del propio fiscal Montes de Oca, no tiene ninguna validez jurídica, por lo que la investigación sobre el presunto homicidio imprudencia, sigue su marcha.
Fuentes dignas de crédito hacen saber al columnista que el doctor Luna Calvo y su familia, habían decidido guardar silencio y honrar la memoria de Leo con un duelo silencioso y discreto.
Sin embargo, por su dicho ante los medios de comunicación que le han entrevistado, cuando tuvo a su hijo en el féretro, en un verdadero homenaje a Leo, decidió romper el silencio y denunciar ese homicidio en el que murió el menor de sus hijos.
Invitó a cuanto periodista conocía, por lo menos de vista o de oídas, para que le apoyaran a denunciar esta grave negligencia.
No fue uno, sino una importante cantidad de periodistas y medios que leyeron las denuncias en las redes sociales que viralizaron los hashtags #Xcaret y #JusticiaparaLeo, entre otros.
Ahora sabemos que los directivos del grupo Xcaret han actuado gansterilmente en casos similares que se han registrado y que han sido ocultados a la opinión pública en un vergonzante contubernio entre los directivos, las autoridades y buena parte de los medios de comunicación.
Luna Calvo con todo el apoyo de su familia, incluyendo a Leo desde el cielo, decidió valientemente denunciar a nivel nacional e internacional, la pésima condición con la que funciona impunemente ese parque temático de grupo Xcaret y ahora empieza a surgir casos trágicos que se han registrado en otros tiempos con resultados muy similares.
Bien por Luna Calvo y su familia, bien por las redes sociales y bien por los medios de comunicación que ayudaron a difundir este vergonzante homicidio que segó la vida de Leonardo Luna Guerrero, que ahora debe estar al lado del Todopoderoso.
Descanse en Paz.

*****

OTRAS NOTICIAS

Índice Político – Ya no más retórica vacua del…

Feb 15, 2018 / 8:20 am
Por Francisco Rodríguez  El largo repto histórico del priísmo ordinario ha descargado sob...[+]

Frentes políticos

Feb 26, 2019 / 7:58 am
I Hay niveles Ayer, la CTM celebró, en el Auditorio Nacional, su 83 aniversario, con el respal...[+]

Internas, la farsa azul…

Dic 19, 2017 / 8:43 am
De naturaleza política ENRIQUE ARANDA El PAN emuló de forma burda los rituales del priismo par...[+]

Índice Político

Sep 21, 2018 / 8:43 am
FRANCISCO RODRÍGUEZ Fin a los privilegios de los “fruncionarios” públicos Dentro de la c...[+]

“Líderes” empresariales, herederos de los reptilianos toluquitas

May 16, 2019 / 17:00 pm
En Diagnóstico de nuestro tiempo, el sociólogo húngaro Karl Mannheim escribió: "Puede decirse q...[+]

Índice Político

Jun 24, 2019 / 10:43 am
FRANCISCO RODRÍGUEZ "Lorencillo" Córdova llora por los presupuestos perdidos Esto sól...[+]

Por la espiral – Estudiantes vs. cambio climático

Mar 19, 2019 / 8:39 am
Claudia Luna Palencia @claudialunapale             Para Donald Trump, lo del c...[+]

Índice Político

Abr 29, 2019 / 8:13 am
FRANCISCO RODRÍGUEZ Los delincuentes petroleros, ¿consentidos del nuevo régimen No no...[+]