Charlas – Charlas llamada, Tercera Fase, Tercera

Abr 27, 2020 / 9:07 am

por Miguel Angel Vargas Q.

*** Charlas llamada, Tercera Fase, Tercera

*** La Ley Seca y los expertos

Apenas quedaban diez minutos para que terminara la “mañanera” del miércoles pasado, cuando surgió el tema que debería avergonzarnos a TODOS los duranguenses que fuimos ubicados dentro de las cinco entidades federativas más desobedientes al programa “Quédate en tu Casa”, establecido para evitar que el contagio por coronavirus sea mayor. La inmovilidad de los duranguenses con este motivo apenas alcanzó el 17 por ciento de la población total.

Retando a la muerte como es la fama de los mexicanos, no solamente de los habitantes de nuestra entidad federativa.

Las autoridades, estatal y municipales le han apostado a la conciencia ciudadana y a la responsabilidad social. Le han apostado, de buena fe al sacrificio económico temporal en bien de la salud de la mayoría.

Sin embargo, los resultados hasta ahora por parte de los ciudadanos podemos calificarla de poco alentadora, pues apenas el 20 por ciento de los habitantes del municipio de Durango ha permanecido en sus hogares y cuando sale a cumplir con una función de las denominadas esenciales, lo hace con todas las precauciones. El resto, sigue retando a la muerte y poniendo en el mismo riesgo a familiares y amigos, y además a sus compañeros de trabajo.

El fin de semana anterior, entre sábado por la tarde-noche y la madrugada del domingo, la dirección Municipal de Seguridad Pública registró 135 fiestas particulares, muchas de ellas que “aprovechaban” parte de la calle del frente de sus domicilios.

La presencia de las autoridades policiacas y del Juzgado Cívico Administrativo, en vez de apenar a los fiesteros, les provocaba enojo e irritación a grado tal que no faltó el que quisiera agredir, obvio bajo los influjos del alcohol, a los elementos de esta corporación que lo único que hace es contribuir con las autoridades sanitarias a evitar un mal mayor con esta pandemia que ha provocado cientos de miles de muertos en todo el mundo.

No me queda la menor duda que todos y cada uno de los colaboradores del sector salud en el Estado, han puesto lo mejor de su experiencia y conocimientos para enfrentar la pandemia. No podemos cerrar los ojos ante la falta de herramientas y recursos suficientes y adecuados para protegerse del contagio. Y a pesar de esa entrega y pasión para llegar a los centros hospitalarios, todavía gente enferma y perversa los agrede y discrimina por el supuesto temor a que traigan consigo el virus. En vez de aplausos, agresiones. Que poca madre tienen esos enfermos.

Hasta donde entendemos como reporteros, las autoridades de los tres niveles de gobierno, con todo y sus diferencias ideológicas, están poniendo el mejor de sus esfuerzos.

En Durango, el sector Salud, bajo la coordinación de Sergio González Romero pudo contener el avance del contagio, sin embargo, fuimos los ciudadanos, los habitantes de esta entidad, los que no quisimos frenarla del todo y seguimos nuestra vida como si fuéramos intocables. El aforo vehicular, las fiestas caseras y en jardines, el llegar con toda la familia a las compras de alimentos, y el exceso en la compra y consumo de bebidas embriagantes, además de poner en riesgo a la población, incrementó en más de un 30 por ciento la violencia intrafamiliar.

Ningún país, mucho menos sus gobiernos, están preparados para una pandemia de esta magnitud, por eso debemos entender que nuestra capacidad hospitalaria, como la de Italia, España, incluso la de Estados Unidos es fácilmente doblegada, colapsada por la cantidad de contagios.

Recordemos que la enfermedad en sí, no es grave salvo en los casos de mayores de 60 años, enfermos de diabetes, hipertensión, vias respiratorias, o con presencia de co morbilidad como es la obesidad y el embarazo en proceso. Además de ser pacientes de cáncer, VIH.

Nos lo han explicado miles de veces. Debemos evitar que la curva de contagios crezca de manera tal que colapse la capacidad hospitalaria y que reviente al sector salud, enfermando a los que nos piden curar de ese contagio.

La circulación callejera de personas que no realizan actividades consideradas como “Esenciales”, se mantiene igual que antes de la pandemia. Y pareciera que los días pasados, que se consideran el inicio de la etapa de mayor contagio, el masivo, se han relajado más y las fiestas y la apertura de establecimientos de actividades no esenciales prácticamente vuelve a la normalidad.

Para los profesionales de la Psicología, Psiquiatría y Neuropsiquiatría, la denominada ley seca no funciona. Algunos señalan que la abstinencia (crisis) provocaría más violencia familiar y que los mexicanos sabemos de dónde sacar la bebida embriagante cuando la autoridad prohíbe su venta; otros señalan que una decisión así solamente promueve el incremento en la venta clandestina como sucede en los comicios, cuando los bebedores compran cantidades industriales antes de que entre en vigor.

Sin embargo, esas, desde mi punto de vista, son las rutas fáciles que encuentran estos profesionales de la salud mental.

En caso de una ley seca en el marco de la pandemia, como una forma de mitigar la movilidad de la población requiere de tiempos y formas para su aplicación y vigilancia para el debido cumplimiento. Debe entrar en vigor antes de que se anuncie públicamente, de manera tal de cuando el consumidor busque comprar, los establecimientos ya tengan la orden y hayan cerrado esa venta.

Por lo que se refiere al incremento en el clandestinaje que algunos de estos profesionistas aseguran está bajo el control de la delincuencia organizada, pues por tratarse de esta pandemia nacional (mundial por supuesto), se puede echar mano de las instituciones federales como SEDENA, Marina y Guardia Nacional para impedir el clandestinaje.

Con esta decisión oficial, se inhibe la salida de compradores de bebidas embriagantes y la celebración de fiestas particulares en las que se reúnen desde 10 hasta 200 pachangueros que no le temen a la muerte que les puede conseguir el coronavirus.

Por si fuera poco, los especialistas de la salud mental dicen que la ley seca no funciona, pero no proponen profesionalmente medidas que hagan que permanezcamos en nuestros hogares para impedir el contagio masivo. En fin…

Nos quedan horas aún para salir lo menos mal librados posible de este mal que ya azotó al mundo y que ha cobrado cientos de miles de vidas.

Si no nos aplicamos en las siguientes horas, muchos crespones negros veremos en las puertas de los duranguenses.

Dios nos agarre confesados.

OTRAS NOTICIAS

Semana mundial de la lactancia materna

Nov 4, 2019 / 8:15 am
Por Karla Arizmendi V Karla_av925@hotmailcom En 2015, en México el promedio de lactancia ...[+]

Nudo gordiano

Jun 24, 2017 / 15:23 pm
Por Yuriria Sierra  El karma es gacho Leí ayer en la columna de Alejandro Aguirre en El Univ...[+]

Índice político – Se propaga el ánimo de derrota…

Feb 26, 2018 / 8:26 am
FRANCISCO RODRÍGUEZ  Tenía mucho tiempo que en los comederos políticos de la CDMX no se congr...[+]

Medición e impacto de “las mañaneras”

Abr 10, 2019 / 17:12 pm
Eduardo Ibarra Aguirre El mejor instrumento de comunicación para el gobierno de la cuarta t...[+]

Nota aclaratoria

Ago 15, 2019 / 8:18 am
Que tal Miguel Ángel Vargas, buenas tardes Con el gusto de saludarlo me permito presentarme ...[+]

Frentes Políticos

Abr 9, 2018 / 8:37 am
I Examen de conciencia Mañana lunes, Otto Granados,  titular de la SEP, informará ante la Unesco...[+]

Inician paros técnicos en Durango por incertidumbre del TLC

Oct 19, 2017 / 13:12 pm
En riesgo 35 mil trabajadores duranguenses Monserrat García Durango, Dgo-Ante la incertidumbre qu...[+]

Charlas – por Miguel Ángel Vargas Q.

Abr 6, 2018 / 11:07 am
Marina y AMLO A pesar de todo, Rocío y Ricardo, se perfilan como ganadores El bochornoso ...[+]