Editorial

May 14, 2020 / 22:39 pm

En menos de 24 horas nuestra entidad federativa registró 12 nuevos casos positivos de contagio de COVID-19 y cuatro fallecimientos más, lo cual aparentemente son solo NUEVOS NÚMEROS en las estadísticas de las autoridades sanitarias, pero que al ciudadano común decente parece no importarle mucho.
Pero si en vez de cifras, de cantidades, de números, los convertimos en nombres y apellidos, familiares de, vecino de quien, todo esto cambiaría, como ha sucedido en poblaciones de bajo número de habitantes en donde de inmediato se sabe quién se enfermó y quién falleció y por ende sienten el miedo de la muerte al otro lado de donde están sentados.
Las autoridades sanitarias en respeto a la salvaguarda de los datos personales y para evitar inexplicables linchamientos mediáticos y hasta físicos, no proporciona nombres ni domicilios de pacientes o difuntos.
Pero es fácil saberlo para los familiares y vecinos de la víctima del coronavirus y es entonces que entra el miedo y como consecuencia el respeto a las medidas sanitarias que desde finales de febrero y principios de marzo venimos escuchando repetidamente.
Especialmente la higiene, especialmente el lavado de manos con jabón y el confinamientos voluntario en nuestros domicilios. El cubre bocas es complementario a las anteriores medidas y de ninguna manera es el escudo que impedirá seguramente el contagio si mantenemos la movilidad callejera que hasta este día se registra en las calles de nuestras principales ciudades, pero de manera muy marcada la capital de la entidad.
Como se ha informado por las autoridades locales, la curva de la pandemia en Durango apenas inicia y se considera que lo más fuerte, el contagio masivo comunitario se dará entre el 15, (hoy, Día del Maestro) y el 30 de este mes de mayo.
Es decir aún tenemos la oportunidad de mantener la línea de contagio en bajo nivel de manera tal que no colapsemos nuestra deteriorada infraestructura hospitalaria que fue rebasada desde hace muchos años cuando arbitrariamente se incrementó el numero de derechohabientes del IMSS e ISSSTE, sin que se levantara un cuarto mas en los hospitales de estas instituciones que deben atender preferentemente a los burócratas federales y a los trabajadores registrados por sus empresa en el Seguro Social.
Al ISSSTE ahora acuden maestros estatales, maestros universitarios, burócratas estatales, que nunca estuvieron contemplados en el desarrollo de la infraestructura de esta noble institución.
Las autoridades de Salud estatales han hecho todo lo que está en sus manos y facultades, pero una parte de los ciudadanos no ha respondido. No incluyo a los que por extrema necesidad deben salir a buscar el sustento diario porque de lo contrario su familia no probará alimento ese día.
Pero una buena cantidad sigue paseándose con toda la familia, acuden a paseos citadinos como si fueran vacaciones y no un estado de emergencia en donde libramos una guerra contra un monstruo invisible y desconocido.
Todavía hay llamadas telefónicas para denunciar que los vecinos están de gran fiesta con carne asada y un buen número de comensales.
Es difícil entender el acatamiento de las actividades esenciales y más con el desmotare provocado por las autoridades sanitarias federales que basan sus decisiones en lo que sucede en la Ciudad de México y zona conjurada del Estado de México. Son condiciones totalmente diferentes al del resto de las entidad federativas.
Por eso insisto desde hace tiempo en que los zacatecanos deben guiarse por lo que informen sus autoridades locales y los duranguenses por lo que nos instruyan las autoridades de la Secretaría de Salud, encabezadas por Sergio González Romero.
Veremos y Diremos.DÍA DEL MAESTRO.- Hasta el cielo mi eterno reconocimiento a mis tres grandes maestros en la vida: Beatriz Quiñones de Vargas, maestra rural desde los 15 años, perseguida por los cristeros y de una izquierda pura que el mismo Vicente Lombardo Toledano le reconoció; Ramiro Vargas Morales, maestro rural, catedrático en varias escuelas Normales Rurales como la de Madera en Chihuahua y la J. Gpe. Aguilera en Durango. Alfredo Vargas Quiñones, quien me enseñó a ganarse el pan siempre con la frente en alto y sin aceptar humillaciones. A través de ellos tres, mis papás y mi hermano varón mayor, rindo homenaje a los maestros del aula y de la vida que metan guiado a los largo e los siete décadas de vida.

OTRAS NOTICIAS

Polvaderas de La Laguna – Se legisla con transparencia…

Jul 22, 2019 / 8:15 am
Por Pascual Alvarado Maldonado Eleva Durango su oferta educativa Se legisla con transparen...[+]

Polvaderas de La Laguna

Ene 16, 2018 / 10:46 am
Por Pascual Alvarado Maldonado Los domos son también para convivir y jugar: RCL Presentan obs...[+]

CONTEXTO DESDE LA CDMX

Nov 23, 2019 / 19:31 pm
Por: Miguel Ángel López López Twitter: @angelito190273 Recorremos la Ciudad de Mexico para ...[+]

Acta pública – Veda electoral o guerra de lodo

Feb 23, 2018 / 12:53 pm
Claudia Rodríguez Se entiende necesaria la logística para todo proceso electoral que culmina m...[+]

Polvaderas de La Laguna – Entregan apoyos a las…

Oct 2, 2019 / 8:26 am
Por Pascual Alvarado Maldonado Entregan apoyos a las Organizaciones de la Sociedad Civil de L...[+]

Índice Político

May 23, 2018 / 11:56 am
FRANCISCO RODRÍGUEZ Ni el país ha avanzado ni Meade es el mejor Ahora que el presidentito Pe...[+]

Índice político – Se propaga el ánimo de derrota…

Feb 26, 2018 / 8:26 am
FRANCISCO RODRÍGUEZ  Tenía mucho tiempo que en los comederos políticos de la CDMX no se congr...[+]

El espejo priista de Rosario

Oct 18, 2018 / 17:58 pm
Claudia Rodríguez No se puede negar, que María del Rosario Robles Berlanga, se haya colocad...[+]