Huellas de un radical en el olvido, Ricardo Flores Magón

Ene 11, 2022 / 23:20 pm

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.
Ricardo Flores Magón (1873-1922) es un personaje referenciado y poco conocido en la sociedad mexicana, a diferencia de Emiliano Zapata, Francisco I. Madero y Pancho Villa. Fue el precursor de la Revolución Mexicana, impulsor del salario mínimo, del pago a las amas de casa, de la jornada de ocho horas e influyó en los revolucionarios del Congreso Constituyente de 1917, por lo que sus ideas influyeron en los artículos 3 y 123 de la Constitución de 1917.
Así lo comenta a Excélsior Miguel Ángel Ramírez Jahuey, historiador e investigador del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), instancia que este año organizará charlas y coloquios en torno al personaje, una biografía para niños y un micrositio digital con exposiciones, programas de radio y reediciones en el contexto del Año Ricardo Flores Magón y de su centenario luctuoso.
Nacido en Eloxochitlán, Hidalgo, en 1873, Ricardo Flores Magón “es uno de los personajes que la historiografía ha estudiado y analizado con relativa profundidad, aunque a nivel social su pensamiento es poco conocido, por lo que esta declaratoria del Gobierno mexicano del Año Ricardo Flores Magón me parece acertada”, explica.
¿Qué destacaría de este personaje? “El aporte ideológico de Ricardo y sus compañeros de lucha, agrupados en el Partido Liberal Mexicano (PLM), quienes formaron un movimiento, en 1900, al fundar el periódico Regeneración”, que se declaró abiertamente contra el gobierno de Porfirio Díaz e hizo críticas a su forma de gobierno.
“Fue precursor de la Revolución y un férreo defensor de las clases sociales más desfavorecidas, así como articulador ideológico de un movimiento social en el que participaron hombres y mujeres, entre obreros, campesinos, mineros, artesanos, comerciantes y profesionistas, entre los que destacaron Librado Rivera y Antonio Díaz Soto y Gama”, abunda.
¿Existe consenso sobre su muerte? “Hay dos versiones. Una es el parte oficial del acta de defunción (del 21 de noviembre de 1922), donde se dice que falleció a causa de su condición de salud (en la penitenciaría de la isla de McNeil, Washington, donde ingresó en 1912); y la extraoficial, aportada por sus compañeros, como Librado Rivera, también preso, quien afirmó que fue asesinado, pues tenía marcas en el cuello y pudo ser ahorcado”.
Ambas versiones aún se discuten, admite, ya que no hay forma de conocer el hecho histórico como tal. “Sin embargo, sus compañeros siempre refirieron que fue asesinado por los custodios de dicha prisión. Incluso, en un hecho posterior, un preso que convivió con Ricardo asesinó a un custodio en venganza, explica el investigador egresado de la UNAM.
Por aquella época, Ricardo describió la situación en uno de sus textos: “Se nos hacía trabajar bajo la lluvia y la nieve, a una temperatura glacial en aquel lugar del extremo norte de este país. Nuestras ropas, destilando agua, se secaban al calor de nuestros cuerpos por la noche mientras dormíamos en nuestros calabozos. (Y) la alimentación que se nos proporcionaba no bastaba para que nuestros cuerpos recobrasen las fuerzas perdidas en las faenas del presidio”.
Ramírez Jahuey también habla sobre el impacto de Regeneración en un país no alfabetizado. “Evidentemente no toda la población podía leer Regeneración”, pero como tenía la facilidad de provocar discusiones, si un obrero sabía leer, éste comunicaba las ideas a sus pares y así podían discutir el periódico sin leerlo”.
¿Qué aspectos se conocen menos de Ricardo? “Se ha estudiado poco el proceso previo a su militancia política, es decir, su adolescencia y su paso de la preparatoria a la Universidad, donde hay algunos claroscuros”.
¿Cuál es la mayor crítica que ha enfrentado este personaje? “Está su relativa intransigencia, a causa de su radicalidad, contra quienes se fueron al maderismo, es decir, Ricardo Flores Magón fue muy duro con personajes como Juan Sarabia y Antonio I. Villarreal, a quienes condenó e insultó en reiteradas ocasiones desde Regeneración. Ricardo no perdonó que se claudicaran los ideales por los cuales luchó y fue muy duro con ellos”.
HALLAN DRAGÓN MARINO FOSILIZADO
Un grupo de investigadores británicos encontró los restos fósiles de un ictiosaurio en Rutland Water, en el Reino Unido. El esqueleto, de 180 millones de años de antigüedad, también conocido como dragón marino, es el más grande y mejor conservado del que se tengan reportes.
En la imagen puede apreciarse el tamaño del ictiosaurio en comparación con la dimensión del ser humano.