Nudo gordiano

Abr 20, 2018 / 8:24 am

Yuriria Sierra

Antes del debate: AMLO

Se ha cuidado más. Es más disciplinado y se nota que, hasta esta semana, había escuchado a sus asesores .

Bromeaban dos amigos que han decidido votar por López Obrador: “Que Tatiana –Clouthier– haga campaña; a él que lo guarden hasta el día de la elección…”. Reconocen que, en el pasado, varias de las peores zancadillas a López Obrador se las ha puesto él solito. Es el puntero, según el promedio de todas las encuestas. Lo fue en 2006. Se acercó, y mucho, en el 2012. Pero algo sucedió en ambas ocasiones. Dejó de hacer campaña y comenzó a moverse como si ya fuera ganador. Incluso se dio el lujo de faltar a debates, a hacer declaraciones explosivas… A partir de estas decisiones fue perdiendo simpatizantes y ganando negativos hasta que, en ambas ocasiones, fue rebasado en las urnas.

En esta campaña, el comportamiento ha sido distinto. Se ha cuidado más. Es más disciplinado y se nota que, hasta esta semana, había escuchado a sus asesores y además, mostrado más apertura al diálogo con sectores a los que sistemáticamente había rechazado. Pero esa tendencia pareció frenarse. Hoy comienza a actuar a la defensiva, aunque está a la cabeza en todas las encuestas. Ha reducido su presencia en medios. Desiste acudir a convocatorias de agrupaciones a las que sí asiste el resto de los candidatos, vuelve a hablar de conspiraciones en su contra, se burla de quienes lo cuestionan. Otra vez. Y es así como llega al primer debate. En esa extraña mezcla de exceso de confianza y paranoia que al que más daño hace es a él y a su candidatura.

Había estado de buen humor, con esas dosis de amlodipino que tanto le funcionan en los medios y en las redes: el ingenio que lo hace el mejor comunicador de la boleta. Y se detuvo. Tal vez porque sabe que para el debate debe, está obligado, llegar con algo más que buenos chistes y encuestas bajo el brazo. Que los haga, sí (es su gran diferenciador); pero que también que esté dispuesto a dar respuesta a todas las preguntas. Y sabe que las preguntas irán sobre los “cómos” a todos sus “qués”. Es el puntero, y eso, evidentemente, lo convierte en automático en el blanco de los ataques. Los dardos estarán dirigidos hacia él. Los temas son varios: aeropuerto, avioneta, patrimonio, amnistía, reforma educativa, energética, etcétera. Quizá llegó el momento en que Andrés Manuel López Obrador deje de confiar sólo en su instinto y su carisma y demuestre que puede ser bueno no solamente para el chacaleo o el templete, sino también para el debate de ideas serias y propuestas que puedan ser viables.

Qué peligroso para él no hacerlo. Más aún cuando tendrá enfrente a cuatro candidatos con los ojos puestos en él. Más peligroso todavía cuando dos de estos candidatos están muy preparados en cuanto a oratoria y diseño de política pública se refiere.

Sus cuatro oponentes irán con la intención de debilitarlo, ni duda cabe. Es una democracia. Para eso son este tipo de ejercicios. Las preguntas son, ¿qué preparará AMLO para ello? ¿Se limitará a arroparse en las encuestas? ¿Seguirá con el discurso de la “mafia en el poder”? ¿Cómo le hablará al votante que no lo ve como opción? Sí, es el favorito, pero el voto antiAMLO también sigue ahí. Y si su desempeño en el debate es pobre o irreflexivo, puede renacer y potenciarse. ¿A quiénes piensa dirigirse: a sus huestes de toda la vida o a sus nuevos simpatizantes? ¿Regresará a su peligrosa (para él) trinchera de siempre o será capaz de evitar

el autoboicotearse? AMLO deberá dejar a un lado la descalificación como argumento. No se trata de subrayar lo que ya está en el ambiente. Lo escribí ayer: “Es una elección marcada por el enojo social…”. Si decide ir al debate a alimentarlo, corre el riesgo de que termine volcándose sobre de él. O por utilizar su misma metáfora: de tanto azuzar al tigre, puede que ni el domador sea capaz un día de apaciguarlo. Pero el otro tigre al que ya se ha enfrentado antes, es justamente a sí mismo. ¿Será capaz de controlarlo? Mañana le toca a Ricardo Anaya.

OTRAS NOTICIAS

Episcopeo

Jun 11, 2017 / 14:03 pm
Jesucristo (4) El Jesús de la historia A Jesús se le conoce más por escritos que no son suyos ...[+]

García Luna ¿ofrece videomontajes?

Abr 17, 2019 / 15:08 pm
Seamos serios Luego de sus "rotundos éxitos" en contra del crimen y la delincuencia organizada...[+]

Utopía por Llamadas falsas de emergencia

Jul 26, 2017 / 19:20 pm
Eduardo Ibarra Aguirre De los 1 851 textos que anteceden al presente, es probable que éste resulte...[+]

¿Siete ciberataques? La solución de EPN es Mario Bros.

Sep 6, 2017 / 15:17 pm
ÍNDICE POLÍTICO FRANCISCO RODRÍGUEZ Henri Lefebvre, el teórico pionero de los estudios sob...[+]

¡Llega el buen fin 2018!

Nov 12, 2018 / 11:45 am
Por Karla Arizmendi V Karla_av925@hotmailcom   En su octava edición, el ya tradic...[+]

Por la espiral

Mar 6, 2017 / 16:44 pm
Claudia Luna Palencia Tratado de Roma, un cumpleaños deslucido   El próximo 25 d...[+]

Entre lo utópico y lo verdadero

Jul 5, 2017 / 17:05 pm
Por Claudia Guerrero Martínez Sara Ladrón de Guevara y su interés en la reelección a la UV N...[+]

Índice Político

Abr 19, 2018 / 8:40 am
FRANCISCO RODRÍGUEZ Todo México le trae ganas a EPN, Slim, Videgaray y a Meade Las abuelas d...[+]