Nudo gordiano – Para José Antonio Meade

Jun 29, 2018 / 8:57 am

Yuriria Sierra

De los cuatro, eres el más preparado y capacitado para ocupar la Presidencia. Lamentablemente, la marca que te postula es la más desprestigiada del país y tu buen nombre y tus probados talentos no ha sido suficientes para darle la vuelta a los negativos del PRI. Aun así, esto es una democracia y cualquier cosa puede ocurrir: tal vez, sumado al voto duro que todavía conserva ese partido, más el famoso “voto oculto” de quienes nunca confesaron a las casas encuestadoras que, a pesar del PRI, votarían por ti, entonces las urnas te favorezcan. Tal vez, Pepe, el 2 de julio amanezcamos con la noticia de que el PRI sobrevivió a sí mismo. Porque tu victoria se lograría a pesar de que a ti, sin ser militante, te tocó cargar con esa pesadísima losa (¡qué digo losa: cruz!) de desprestigio y desconfianza hacia el partido que regresó al poder e hizo todo lo que pudo para perderlo. Tú fuiste candidato como una primera señal de la intención del PRI para intentar pulir una marca manchada por sus distinguidos miembros. Tras estos seis años, los primeros luego de estar 12 fuera de Los Pinos, muchos de los priistas que se nos presentaron como el nuevo rostro, uno joven y con visión de futuro, pisotearon el servicio público y se aprovecharon de él. Tú, servidor público de toda la vida, apartidista y entregado siempre a tu deber, llegaste para darles, no sólo al partido, sino a sus militantes, la oportunidad de reivindicación.

Tú cargaste esa losa con tu buena reputación: has sido un funcionario de primer nivel; reconocido dentro y fuera del país; con cualidades de conciliador siempre apto para construir el diálogo. México libró satisfactoriamente las terribles sacudidas económicas globales de los últimos 10 años gracias a ti y a Agustín Carstens. México pasó la crisis del 2008, mientras países como Estados Unidos debieron realizar reformas de gran calibre, pero gracias a las decisiones que tomaste, México atravesó la tormenta sin bajas. Pepe, eso te llevó a ser una figura transexenal, y de alternancia, lo que muy pocos han conseguido en la historia de este país. Si ganas, asumo que sabrás que tu triunfo será cuestionado. Te dejará un margen de maniobra estrecho y un país al borde de no sabemos qué tipo de estallidos. Tu triunfo mostraría que tu curva de aprendizaje como candidato fue veloz y exitosa, y no obstante, la marca y su pésima reputación serían el peor de los lastres para la legitimidad de tu posible gobierno. Pero, si los votos no te favorecen, además del desprestigio del PRI, deberás de asumir que tu lealtad y corazón —qué ironía— habrán sido también un factor de peso en el resultado. No haberte desmarcado de personajes tan cuestionados, no trazar una línea en la arena sexenal de Peña Nieto, no haber prestado oídos a quienes te insistían “tomar distancia”. Esto tendría que ser lo primero a revisar en tu recuento. Tanto tus amigos como tus adversarios reconocen que la tuya ha sido una empresa de titanes: aun con una derrota, dejarías todo el material necesario para reconocer tu capacidad política. Sin embargo, Pepe, la derrota sería el primer paso de una historia que puede o no incluirnos al resto de los mexicanos. Sabrás que desde ahora eres el rostro de muchos priistas y panistas que creen en la apertura económica y en la libertad de mercado. Serás, para todos aquellos que ven con escepticismo la propuesta de Andrés Manuel, una voz no sólo necesaria, sino imprescindible en la arena pública y política. En caso de que no ganes, habrá quienes desde el primer minuto esperen que en el próximo sexenio seas tú quien lidere una oposición que haga contrapeso, ese factor tan saludable y necesario en cualquier democracia. Por eso, Pepe, si pierdes, no te desaparezcas. México necesita de personajes como tú, que no tienen miedo de nadar contracorriente, incluso cargando losas ajenas en la espalda. Porque además, no sólo te necesita la oposición: tal vez el próximo gobierno, con este entorno internacional tan complejo y enrarecido, te necesite más que ningún otro.

(Mañana la carta para Andrés Manuel López Obrador).

ADDENDUM. “Creo que en los países civilizados ya no quedan brujas ni brujos, magos o hechiceras. Pero el caso es que el País de Oz nunca fue civilizado, pues estamos apartados de todo el resto del mundo. Por eso es que todavía tenemos brujas y magos.”. Lyman Frank Baum en El maravilloso mago de Oz.

OTRAS NOTICIAS

Polvaderas de La Laguna – Aispuro le cumple al…

Ago 28, 2019 / 8:22 am
Por Pascual Alvarado Maldonado Aispuro le cumple al campo duranguense El gobernador presen...[+]

Polvaderas de La Laguna

Nov 18, 2017 / 9:21 am
Por Pascual Alvarado Maldonado   Continúa Aispuro gestión de más recursos para salud ...[+]

Polvaderas de La Laguna

Mar 23, 2020 / 9:08 am
Por Pascual Alvarado Maldonado JRAT de los mejores gobernadores Se evitará la revictimización ...[+]

Índice Político

May 4, 2018 / 8:40 am
FRANCISCO RODRÍGUEZ PRI "Rentará" 10 millones de credenciales por 10 mil pesos cada una Ning...[+]

De memoria- De moras y morales…

Ene 25, 2018 / 11:11 am
  Por Carlos Ferreyra Carrasco/Exclusiva Contexto de Durango Me disculpo de antemano por ...[+]

Caracas: Un desenlace anunciado

Mar 1, 2019 / 18:10 pm
Eduardo Ibarra Aguirre Aquí lo establecimos el 20 de febrero y no era indispensable mucha c...[+]

Índice Político – ¡Otra más de EPN! Dice que…

Feb 20, 2017 / 17:36 pm
Por: Francisco Rodríguez Ciertos analistas financieros difunden con irresponsabilidad supina las...[+]

La Iniciación Cristiana (2)

Abr 2, 2017 / 15:10 pm
Episcopeo   2 de abril del 2017   La historicidad de los acontecimientos cristiano...[+]