Templos y altares de Durango, una pausa obligada para admirarlos

Abr 14, 2017 / 15:56 pm

 

Por Geraldo Rosales

Durango, Dgo.

Durango es una ciudad rica en cultura y tradición, además de sus grandes edificios coloniales, de sus comercios, de sus calles y de las historias de vida de cada uno de sus habitantes.

Hablar también de las riquezas con las que cuenta es hacer una pausa obligada en sus templos, tanto por su arquitectura como por sus altares, aquí una reseña de algunos de los templos importantes de Durango tanto en arquitectura como en contenido.

TEMPLO DE ANALCO

El templo de San Juan Bautista de Analco se encuentra ubicado entre las calles de Belisario Domínguez y Volantín, en la capital duranguense.

Fue edificado donde antes estuvo la primera misión franciscana, fundada por Fray Diego de la Cadena en 1556.

Se fundó en ese lugar porque era sede del pueblo de tepehuanos llamado Analco, palabra indígena que quiere decir “a la orilla del agua” o “al otro lado del agua”, ya que estaba ubicada en los asentamientos del arroyo San Vicente o Acequia Grande, ahora conocido como bulevar Dolores del Río. Siete años después de su fundación, muy cerca del pueblo de indios de Analco fue fundada la villa de Durango.

La mayoría del trabajo de cantera del templo de estilo neoclásico un tanto gótico, incluyendo sus altares y su torre, es de las manos de Benigno Montoya, trabajo excepcional que impresiona. En 1906 finalmente se dan por terminados los trabajos y el templo adquiere la fisonomía con el cual lo conocemos ahora.

EL TEMPLO DE SANTA ANA

Construida entre los 1723 y 1734 como una sencilla capilla, la edificación se agrandó hacia fines del siglo XVIII y fue restaurada en el siglo XIX y a principios del XX. Este templo se dedicó a las monjas capuchinas y consta de una portada de estilo barroco de gran sobriedad y dos portadas laterales, como las de los templos de monjas, que exhiben una interesante decoración con columnas adosadas que separan las portadas, esculturas y remates a base de roleos con cierto aire del estilo barroco mexicano.

Al igual que el templo, la Plaza Santa Ana fue construida en 1723 y 1734, con le paso del tiempo ha tenido modificaciones. Actualmente se puede apreciar sus bellos jardines y algunas esculturas labradas en cantera como el Escudo del Estado de Durango, monumento con Tres Cabezas de Caballos y un Monje.

TEMPLO Y ALTAR DE LOS REMEDIOS

El Cerro de los Remedios es un su sitio importante para los duranguenses porque a través de su historia se ha entretejido una buena parte de nuestra identidad y un testimonio cultural que no debe pasar desapercibido, contemplarlo de lejos es una muestra dela grandeza que los duranguenses tenemos, ya de cerca es un gran observatorio, un gran mirador que nos da identidad y orgullo de los bellos lugares con los que contamos.

Una vez concluidos en la cuidad de Durango los trabajos de las fracciones en la Catedral y el Santuario de la virgen de Guadalupe, en 1651 se comenzó a reedificar la ermita de los Remedios ubicada sobre el cerro del mismo nombre.

El altar mayor de la capilla es de estilo neoclásico, enmarcado por columnas estriadas y entorchadas con listones dorados, los capiteles son compuestos y pintados de dorado, en medio de ella como formando un expositor está un nicho de madera, donde se encuentra la imagen de la pequeña puerta que da al camarín donde probablemente guardaban sus ricos ropajes y era el lugar donde se le vestía.

El altar del templo es del siglo pasado, dado que los retablos de madera dorada que allí había fueron destruidos y quemados por los soldados que ahí se apostaron durante una de las tantas batallas que la ciudad de Durango sufrió en la revolución mexicana.

ALTAR DEL TEMPLO DE LOS ÁNGELES

Hablar de los altares de nuestros templos es hablar de una riqueza única la cual muestra la grandeza de los artistas duranguenses como Benigno Montoya, al que se contrató para realizar el altar del templo de Nuestra Señora de Los Ángeles que data de principios del siglo XIX.

A Benigno Montoya Muñoz, el cual era el mejor maestro cantero y sentador de torres que existía en Durango, se le contrató para realizar dicha obra junto con sus familiares para realizar el ciprés o altar mayor dedicado a la virgen de Los Ángeles, así como dos altares laterales, la portada principal, las torres y la cúpula concluyendo su trabajo en 1897.

A los lados del pedestal hay tres figuras de ángeles niños, los cuales son muy reconocidos como trabajos que hacia Montoya Muñoz y a los cuales les imprimió talento quedando como sello en sus obras.

Artísticamente el templo de Los Ángeles atesora en cada una de sus paredes arquitectura neoclásica pero sigue siendo el altar mayor el gran atractivo para los visitantes, sobre todo con la obra de Benigno Montoya.

TEMPLO Y ALTAR DE SAN AGUSTÍN

El templo de San Agustín, situado en la avenida 20 de Noviembre, entre las calles de Hidalgo e Independencia, en el centro histórico de la ciudad, es uno de los más visitados por los católicos duranguenses.

La capilla y convento de adobe que actualmente es el templo de San Agustín, era propiedad de la Orden Franciscana, que posteriormente pasó a manos de la Orden Agustina, que arribó a esta localidad en 1622 a instancias del primer obispo de Durango, Gonzalo de Hermosillo, quien los invitó a establecerse definitivamente.

El templo con su cúpula y crucero que hoy en día es visitado por los feligreses se comenzó en 1869 y fue ampliado a tres naves en 1895, gracias a los esfuerzos de San

Vicente Avelar y los donativos de Ángela Flores de Flores, el altar mayor de estilo neogótico fue elaborado por el escultor Benigno Montoya, así como también el altar de Nuestra Señora de los Dolores de estilo neoclásico, entre otros.

TEMPLO DE SAN MIGUEL

El templo de San Miguel inició su construcción en la segunda década del siglo XVIII y, como otras edificaciones de esta característica, tardó varios años en ponerse en servicio. Ubicado en uno de los barrios más populares de la ciudad, ayudaba a atender las necesidades de los habitantes del Barrio del Escorial.

El 26 de enero de 1911, por disposición del señor arzobispo de Durango, Francisco de Paula Mendoza y Herrera, se entregó al padre carmelita Hipólito Delgado la antigua capilla de San Miguel Arcángel, a la que se le añadió el nombre de El Carmen, para que allí se establecieran en Durango los frailes de la Orden del Monte Carmelo.

Casi dos meses después se iniciaron las obras de reconstrucción de la capilla, para hacerla funcional a los requerimientos de los frailes carmelitas. Se demolió por completo la antigua capilla y se dio comienzo a la edificación de un templo completamente nuevo, más amplio y funcional.

La construcción se realizó en un tiempo verdaderamente breve, considerando las características y dimensiones de la construcción pues, según reza una inscripción en el frontón de la iglesia, ésta se concluyó el 25 de marzo del año siguiente de 1912, con el nombre de templo de San Miguel y El Carmen.

TEMPLO EXPIATORIO DEL SAGRADO CORAZÓN

Una de las edificaciones mas importantes de nuestra capital lo es sin duda el templo del Sagrado Corazón de Jesús, una belleza arquitectónica que pocos se detienen a admirar, ubicado en el barrio de San Antonio, un lugar que ha logrado convertirse en parte de la tradición duranguense, por ser un espacio lleno de colorido, quietud y leyenda que ha despertado la inspiración de diversos personajes.

Según historiadores, la primera piedra fue colocada el 12 de abril de 1891, el proyecto fue del ingeniero Francisco Rodríguez y bendecida la primera piedra por el Ilmo. Sr. D. José Vicente Salinas, según relato tomado del seminario católico “El Domingo” en su número 16 con fecha de abril 19 de 189, en el año de 1896 se suspendieron los trabajos y no es hasta 1904 cuando se reanudaron esto gracias al empeño del presbítero Julio del Palacio, continuando hasta 1908.

En junio de 1946 se consagra el templo consistente en tres naves con la fachada y un rosetón parecido al de nuestra señora de Norte Dame al sur, una área total de 1,500 metros en cruz latina con tres cúpulas, la mayor, en el punto de encuentro de la cruz, el bello interior del templo es austero siguiendo su estilo románico que por cierto era un estilo de principio de la edad media en Europa, algo curioso. El altar es diseño del arquitecto, Mauricio Campos.

OTRAS NOTICIAS

El peso de las dos muertes se sintió en…

Dic 14, 2017 / 10:51 am
Este miércoles se celebró en el Museo Francisco Villa una conferencia magistral a cargo del ex...[+]

Socorro Soto engalanó el programa  Charlas

Feb 25, 2017 / 17:53 pm
Ayer la  emisión de Charlas se engalanó con la presencia de una de las mujeres más emblemát...[+]

Cesar Noé Díaz Ramos, el creador del logo del…

Feb 18, 2017 / 17:43 pm
  Además de ser la imagen oficial, recibió un premio de 20 mil pesos en efectivo   ...[+]

Casa de la Cultura de Canatlán, creadora de futuros…

Abr 8, 2017 / 18:06 pm
No solo se dan deliciosas manzanas Contexto de Durango viajó hasta este centro para conocer (...[+]

Se presentó Padre Pedro, en el teatro Victoria

Mar 6, 2018 / 8:39 am
Durango, Dgo El Colectivo Teatral Durango presentó con éxito la puesta en escena Padre Pedr...[+]

Se inaugura el altar de muertos de la Casa…

Oct 30, 2018 / 13:05 pm
Durango, Dgo Será este martes 30 de octubre de 2018 a las 19:00 horas en el patio central de la ...[+]

Ik Dietrick Fon, llega hoy al Festival de Monólogos

Jul 12, 2018 / 8:13 am
Un encuentro inesperado cambiará la vida del apocado oficinista de una compañía de telégrafo...[+]

Clases de danza para todos con “La Revuelta”

Ago 7, 2020 / 19:14 pm
Serán transmitidas a través de la página oficial de La Casa de la Cultura y se dirigen a todos lo...[+]